Bebé reza en el dormitorio

La pareja acostó a su pequeña hija. 5 minutos después, escucharon un extraño susurro en el dormitorio…

Esa tarde dominical la familia Witt celebró como es de costumbre. La pareja llevó a la pequeña Sutton a la cama y rápidamente bajaron a ver en el televisor un partido de fútbol muy exitante. Pero muy pronto los padres escucharon un extraño susurro y prestaron atención.

En la habitación del bebé había una cámara de vigilancia, Catherine Witt, la madre de la niña, llevó sus registros a su móvil. Unos segundos más tarde, la mujer presionó el disco. Resultó que todo estaba bien con la pequeña bebé, pero hubo algo más que eso… ¡La niña estaba expresando una breve oración para dormir!

En el domicilio de los Witt, era un hábito rezar antes de acostarse. Los buenos padres le enseñaron a la niña la oración. Ese día, los cónyuges descuidaron la costumbre, porque tenían mucha prisa. ¡Lo que no esperaban era que Sutton, de dos años, memorizara con tanta exactitud la oración y pudiera declamarla de memoria!

En el registro de la madre, no se encontró toda la oración de la peque. La niña la expresó legible y tranquilamente, teniendo solo esa corta edad, oró por el bienestar de muchas personas. ¡Varias veces mencionó a su padre y su madre, no olvidó a su abuela y tampoco al Santa! Terminó su discurso con un sonoro «¡Amén!»

Impresionados, los padres decidieron publicar el video resultante en la red. Catherine pensó que solo sus parientes y amigos cercanos lo mirarían. Pero después de unos días, el video se dispersó por Internet, ¡ganando varios millones de visitas!

La mayoría de los espectadores están conmovidos: «Los padres son muy afortunados de presenciar un momento tan excitante». Cuando se le preguntó a la pareja Witt qué mensaje veían en el video, el padre respondió: «Todos en la vida tenemos algo por lo se puede estar agradecido».

Presta atención a la niña — su «atracción» por la religión es innata, posee grandes dones para la devoción, e incluso las personas que no comparten la opinión del cónyuge, pueden apreciar sus virtudes. La pequeña piensa en todas las buenas personas que están presente en su corta vida, y les desea a todos el bien. ¡Amén!

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo en las redes sociales con tus amigos!