Atentado en Las Vegas

29 fotos que muestran las terribles consecuencias de la ejecución masiva en Las Vegas.

El cantante country Jason Aldin estaba interpretando una de sus mejores canciones durante el festival Route 91 Harvest, que tuvo lugar en el bulevar de Las Vegas Strip, cuando un desconocido abrió fuego contra la audiencia. Más tarde, el asesino fue identificado, resultó ser el americano Stephen Paddock de 64 años. Desde la ventana de su habitación en el cercano hotel de casino Mandalay Bay, durante varios minutos se quedó disparando al azar a las víctimas, sin apuntar…

Según los datos preliminares, alrededor de 600 personas se convirtieron en sus víctimas. 58 personas murieron y más de 500 resultaron heridas, algunas de las víctimas se encuentran ahora en condiciones muy graves. El tiroteo, que ocurrió el domingo por la noche el 1 de octubre, ya ha sido llamado el peor asesinato masivo de los civiles en la historia reciente de Estados Unidos.

Alrededor de 30.000 personas vinieron al festival, y todos ellos se convirtieron en ls rehenes de la situación. El pánico apresó a la gente indefensa. La gente corría en diferentes direcciones, chocando entre sí. Los rumores se extendieron rápidamente. La gente pensó que el fuego venía de diferentes lugares, y todos ellos estaban rodeados. Los corredores no sabían dónde esconderse, y como resultado, seguían estando bajo la punta del arma.

El criminal se disparó a sí mismo antes de que fuera neutralizado por los SWAT, después de que las fuerzas especiales hicieran estallar la entrada de su habitación. En su interior encontraron 23 rifles automáticos y explosivos. Otras 19 armas de fuego estaban guardadas en el coche y en la casa del asesino en la ciudad de Mesquite, Nevada.

Para la policía, aun no están claros los motivos de un acto tan terrible e incomprensible. Consideran a Paddock como asesino solitario, y el FBI no tiene confirmada su conexión con ninguna organización terrorista. A pesar de esto, la responsabilidad del incidente fue tomada casi de inmediato por una de ellas — el grupo jihadista «Estado Islámico».

La identidad del criminal fue averiguada con bastante rapidez. Su hermano mayor Eric Paddock dijo a los reporteros que su familiar fue un jubilado bastante rico. Su fortuna, la acumuló en una hábil inversión en bienes raíces, pero antes de eso trabajó como contador. Jamás estuvo involucrado en algo que violara la ley.

Sin embargo, su padre, en sus tiempos, sí estuvo figurando entre los criminales más peligrosos buscados por el FBI. Salió a la luz un documento del 1969, en el que el padre de Paddock relucía como ladrón de bancos con inclinaciones psicopáticas, y un aire suicida.

Después de una serie de ataques armados contra las instituciones bancarias en Arizona, Benjamin Paddock fue condenado a 20 años de prisión. Se las arregló para escapar y por 9 años logró esconderse de la justicia. Finalmente, fue detenido en un nuevo escándalo.

Los residentes de Las Vegas y los turistas que se quedaban en la ciudad, se alinearon en largas colas para donar sangre a los heridos durante el festival. Todo el mundo trata de ayudar y compadece a las familias de los heridos y las víctimas. Lamentablemente, volver a los muertos a la vida ya es imposible…