Acertijo «Encuentra al delincuente cerca del río»

Uno de los nadadores en este cuadro — es el criminal. ¡Intenta adivinar, quién hizo esto!

Recuerdo que en la infancia lejana producían una serie de revistas «Ciencia y Vida». Había allí muchos materiales informativos, pero lo más interesante para mí era la sección detectivesca del perspicaz inspector Varnika.

La redacción ¡Qué pasada! ha decidido refrescar en la memoria unas historias sobre él. Contigo ya hemos adivinado algunas, y ahora es el momento de pasar a algo más difícil. Probemos adivinar este dinámico caso, denominado «De Varnika nadie puede escapar».

Era un día caluroso de verano, pero el inspector de Varnika estaba al servicio. El detective junto con su ayudante perseguía al criminal. Yendo tras las huellas, atravesaron el pequeño bosque y se han encontrado a la orilla de un pequeño, pero profundo y rápido rio.

Había un grupo de bañistas. El inspector se les ha acercado y ha preguntado:

— Buscamos a un muchacho de su edad. Él debe estar en algún sitio muy cerca. ¿No lo han visto?

Los jóvenes respondieron que, realmente, algunos minutos atrás delante de ellos había corrido un muchacho:

— Justamente aquí, él se ha echado al río. ¡Mire, por allá él sale del agua! ¡Dese prisa!

Los muchachos, muy cooperativos, le brindaron al inspector Varnika el bote, pero este se negó.

— Deja que huya, — dijo el inspector, — ahora quiero conocer a ustedes más de cerca.

Ahora la pregunta: ¿Por qué el inspector decidió prestar atención a los muchachos, y no se ha echado a perseguir al fugitivo a la otra orilla?

Te invitamos a mirar una vez más el cuadro. ¿Qué ha turbado al detective?

Estoy seguro que has adivinado ya. La respuesta de este acertijo no es tan difícil, como parece a primera vista. Para comprender la lógica del inspector, lee otra vez las condiciones del problema.

Tienes que prestar la atención a lo que se ha dicho del río.

La respuesta: el rio es rápido, y al muchacho se lo llevaría la corriente, por lo que no habría podido salir por aquel lugar. Significa que el criminal es uno de los muchachos que están en la orilla.

¡Todo lo genial es simple!

¿Bueno, conseguiste desentrañar el enigma desde la primera vez? Si es así, escribe sin falta en los comentarios. Y mientras tanto, nos ocuparemos de buscar nuevos y más interesantes acertijos sobre el inspector, para alegrarte con una nueva porción de rompecabezas.