Porqué cubren con grava las traviesas

He aquí la razón del por qué la vía de tren debe tener tantas piedras…

¡Viajar en tren, es una experiencia única! Entras en el coche, te acomodas en tu compartimento, lees un libro, mientras que por la ventana, de vez en cuando, aparecen paisajes verdaderamente impresionantes… Bueno, ¿quién no gusta viajar?

De seguro, todos nosotros, en alguna ocasión, hemos tenido que utilizar el ferrocarril. Y, probablemente, habrás preguntado, ¿Por qué en la línea férrea hay tantas piedras? ¿Por qué no poner bajo los rieles asfalto u hormigón, por ejemplo, sino precisamente la grava, el balasto, que no parecen materiales tan estables?

La edición ¡Qué pasada! decidió averiguar la verdadera causa y está dispuesta a revelarte el secreto.

El caso es que estos áridos de construcción son la base más conveniente y rentable para rellenar el área a lo largo de la vía del tren. A pesar de su aparente inestabilidad, estas piedras no se mueven, sujetando y soportando firmemente los rieles.

La exposición a altas temperaturas, la germinación de las malas hierbas, el impacto de las lluvias – todo esto puede causar graves accidentes en la vía férrea. Así se verían las líneas férreas, si no estuvieran cubiertas con la grava.

Durante la construcción de caminos, se va vertiendo una capa de grava gruesa en torno a los rieles. A continuación, a pequeña velocidad, pasan los trenes por esta vía, y bajo su peso, las piedras se acomodan de tal manera que, luego, no tienen la posibilidad de dispersarse.

Es por eso es que estos áridos son la mejor opción para la cobertura de las vías férreas.

¿Tus amigos saben de esto? Si no, comparte esta interesante información con ellos.