10 antibioticos naturales

10 antibióticos naturales: excelente alternativa a los medicamentos, cuidadosamente ocultada por las compañías farmacéuticas.

Ir al médico es lo primero que suele hacer la gente cuando se enferma, con la esperanza de recibir unas píldoras milagrosas, los jarabes y remedios, capaces de ponerla sobre sus pies, en cuestión de minutos. Cuando se trata de infecciones bacterianas, los médicos le prescriben a los pacientes antibióticos. Sin embargo, existe una serie de efectos secundarios, que en muchos de estos fármacos, resultan ser nocivos para el organismo, o como dice un dicho popular, a veces, una cura puede ser peor que la enfermedad.

Es importante recordar que, con el uso continuo de antibióticos, estamos destruyendo la flora intestinal natural y matamos a las bacterias beneficiosas. Esto no solo conduce a consecuencias negativas como las alergias alimentarias y trastornos gastrointestinales, sino también a un debilitamiento del sistema inmunológico.

Esto es importante saber acerca de los antibióticos:

1. La mayoría de los antibióticos afectan a la infección ya después de unas pocas horas de la administración del medicamento. Sin embargo, es importante llevar el tratamiento hasta el final: porque se corre el riesgo de que la infección regrese, y lo que es peor, aún más resistente a los medicamentos que estás usando. Esto significa que vas a tener que tomar un antibiótico más fuerte.

2. Si uno de los miembros de tu familia va a tomar antibióticos, debes observar su dieta. Esta debe incluir productos que contengan zinc y selenio, así como las vitaminas A, C y E — todos ellos tienen propiedades anti-fúngicas.

Ahora, si deseas utilizar productos naturales en calidad de antibióticos, no habrá que ir muy lejos — ¡la mayoría bien que puede estar en tu cocina! Estos regalos de la naturaleza poseen en alto grado las propiedades anti-fúngicas, anti-virales y anti-bacterianas, todo un arsenal para proteger el cuerpo humano de bacterias dañinas. Quepasada.cc te ofrece esta selección de 10 mejores antibióticos naturales que ¡seguramente tendrás en tu casa!

Ajo
Un potente antibiótico natural por excelencia, el ajo es muy efectivo contra las bacterias como estafilococos, estreptococos y otros. Los estudios han demostrado que los pacientes que has consumido ajo diariamente, se liberan de tales problemas de salud como la diabetes, presión arterial alta, alergias, dolor de muela, enfermedades del corazón.

Rábano picante
Esta planta no solo ayuda al cuerpo a luchar contra las infecciones, también aumenta la eficiencia del sistema inmunológico. Es eficaz en el tratamiento de enfermedades de la garganta y vías respiratorias superiores. También ha sido demostrado que el consumo regular de rábano es capaz de matar las bacterias, causantes de las enfermedades del tracto urinario.

Frutas y verduras, ricas en vitamina C
Es bien conocido que la vitamina C fortalece el sistema inmunológico, mejorando la capacidad del organismo para combatir las enfermedades, infecciones bacterianas y virales, sanar heridas. Hay una amplia variedad de frutas muy sabrosas, ricas en vitamina C: pasas, naranjas, limones, kiwis, fresas, ciruelas, sandías. Tambíen muchas verduras no se quedan atrás, entre ellas se destacan: pimientos, cebollas, perejil, espárragos, coles, tomates, espinacas.

Miel
Desde la antigüedad, la miel ha sido apreciada por sus propiedades curativas singulares, gracias a las cuales las personas la llaman «el antibiótico natural». Este producto tiene propiedades antibacterianas, antivirales, anti-fúngicas, antiinflamatorias, antioxidantes, propiedades antisépticas y cicatrizantes.

Canela
Al tener una larga historia como especia y como medicina, la aromática canela posee propiedades ¡verdaderamente únicas! Numerosas sustancias útiles, contenidas en canela, son capaces de detener el crecimiento de bacterias y hongos, incluyendo las del género Cándida. La canela es rica en antioxidantes. Además, tiene un efecto positivo en el páncreas, regula los niveles de azúcar e insulina en la sangre, siendo muy efectiva en la prevención de la diabetes.

Jengibre
Ha sido utilizado tradicionalmente para tratar los resfriados y la gripe, pero sus propiedades diuréticas se han descubierto solo recientemente. Según los estudios, el jengibre ayuda a matar los virus y aumenta la capacidad del sistema inmunológico para combatir la infección. El jengibre se recomienda como prevención de las náuseas y los vómitos durante el embarazo o el mareo por movimiento, así como durante el curso de la quimioterapia. También el jengibre es ampliamente utilizado para reducir el dolor en la osteoartritis e incluso en la prevención natural contra el cáncer.

Eucalyptus
El eucalyptus puede ser utilizado como un antibiótico tópico: aplicado sobre la piel, destruye efectivamente las bacterias. Esta planta, en calidad de un suplemento útil y sabroso para el té, se utiliza ampliamente para combatir las infecciones en el tratamiento de todo tipo de tos y como antipirético por excelencia. El eucaliptus también se considera un «antiséptico natural», muy efectivo contra los hongos, bacterias y virus.

Equinácea
Esta planta contiene sustancias que aumentan la actividad del sistema inmune, tiene propiedades anestésicas al aliviar el dolor, reduce la inflamación y tiene el efecto antiviral y antioxidante. Herbolarios profesionales recomiendan el uso de la equinácea para el tratamiento de la infección del tracto urinario, candidiasis, infecciones del oído, micosis, sinusitis, fiebre del heno y hasta para la curación lenta de las heridas. Según los estudios, el extracto de equinácea combate activamente el virus del herpes, se utiliza para combatir los resfriados y la gripe, también es efectivo contra un tipo de bacteria Staphylococcusaureus.

Vinagre de manzana
Este producto contiene ácido málico, conocido por sus propiedades antivirales, antibacterianas y anti-fúngicas. El vinagre de manzana es mortal para todos los tipos de microbios que atacan a la boca y actúa como una esponja, extrayendo las toxinas y microorganismos dañinos.

Hojas de laurel
Poseen una asombrosa propiedad de inhibir el desarrollo o destruir una amplia gama de hongos y microbios nocivos, permitiendo que las bacterias útiles ocupen su lugar y se multipliquen en nuestro organismo.

La mejor defensa contra las enfermedades ¡es y será por siempre la prevención! Simplemente añade estos alimentos a tu dieta diaria, para tener confianza y la seguridad en tu salud y la de tus seres queridos. Comparte estos conocimientos con tus amigos, para que se informen acerca de esta forma tan sencilla de preservar la salud y el bienestar.