¿Te gustaría dormir toda la noche, como un bebé? Pues… ¡Cambia tu pijama!

¿Te gustaría dormir toda la noche, como un bebé? Pues… ¡Cambia tu pijama!

Para dormir, y descansar de verdad, nada mejor que una ropa de cama limpia y fresca, y un pijama suave y saludable a la piel. Sin embargo… ¿Cada cuánto sueles cambiar tu pijama? Apuesto a que no con la frecuencia que deberías.

Un estudio publicado en el Daily Mail indica que los hombres cambian sus pijamas cada 13 días aproximadamente, mientras que las chicas lo hacen cada 17. Si te han alarmado estas estadísticas, deberías saber que la ropa de cama (pijama incluido) se ensucia demasiado rápido, por lo que lo ideal sería cambiarla a diario.

Algunos resuelven este problema durmiendo desnudos, sin embargo, si eres de los que se sienten más cómodos con un pijama, hay algo que deberías saber…

Razones para cambiar de pijama todos los días

Infecciones por estafilococos
Los estafilococos son parte de la biota de nuestra piel. Son bastante comunes en la superficie de la nariz, la boca, los genitales, etc., y por lo general no son un problema. Sin embargo, si usas la misma ropa de cama durante días, la bacteria se acumula y prospera, lo que conlleva a una infección en las zonas susceptibles.

Cambiar de pijama cada noche ayuda a prevenir infecciones dolorosas y potencialmente peligrosas para la vida.

Granos y espinillas
La piel muerta y la grasa, acumulados en el pijama, son el Edén para todo tipo de bacterias. Además, la mugre bloquea los poros, dando lugar a las espinillas o quistes sebáceos, de acuerdo con WebMD. Las espinillas siempre son desagradables, pero pueden evitarse.

Por otra parte, estas lesiones de la piel son la entrada perfecta para otras bacterias y virus oportunistas.

Ácaros del polvo
No hay hogar que se libre de estas microscópicas criaturas. De nada vale limpiar meticulosamente la casa, ellos seguirán ahí, pero no necesariamente en la cama. Estos animalitos se alimentan de piel muerta, razón por la que prefieren las camas y los pijamas.

Un pijama sucio es un nido potencial de ácaros, lo que puede provocarte todo tipo de alergias y problemas respiratorios. ¡No les des oportunidad!

Malos olores
¿A quién no le gusta estar limpio y oler bien? Por eso, cuando nos duchamos, usamos geles y cremas con aromas agradables. Sin embargo, al sudar por la noche, el pijama absorbe esta secreción, lo que es el ambiente perfecto para algunas bacterias.

Aunque te duches antes de dormir, si te pones un pijama usado, estás colocando sobre ti las bacterias, el sudor y los malos olores absorbidos.

Nada de frescura
Por la razón anteriormente expuesta, un pijama usado podría hacerte sentir sucio por la mañana. Si no tomas una ducha mañanera, pasarás el resto del día con la suciedad de la noche.

De acuerdo con Good Housekeepong, todo lo que está en el pijama (bacterias, células muertas, etc.) pasa a nuestra piel. Por tanto, si el pijama está sucio, tú también lo estarás.

Noches de insomnio
No hay nada mejor que caer en los brazos de Morfeo, bien frescos y relajados. Eso te ayudará a conciliar el sueño. Sin embargo, no así si el pijama está lleno de suciedad, aunque esta no se note.

Más alergias
Y qué decir de las alergias… ¡Los ácaros, las células muertas, el polvo, la grasa, etc., todo eso contribuye a las reacciones alérgicas! Si ya eres alérgico, o lo quieres prevenir, intenta al menos cambiar tu pijama cada dos días.

El asma, la alergia al polvo y otros trastornos respiratorios, empeoran durante el sueño, y si a eso le adicionas un pijama lleno de alérgenos…

Te ayuda a enfermar…
Y llegaron los ácaros, estafilococos y otros gérmenes… El sistema inmune no puede con tantos enemigos, y tendrá que trabajar el doble para defenderte.

Con todo lo anteriormente dicho, ya te habrás hecho la idea de lo que significa dormir con un pijama sucio. Si no deseas enfermar, crea el hábito de cambiar cada noche tu ropa de cama. Tu salud te lo agradecerá… Y no olvides compartir este mensaje con tus amigos de las redes sociales.