Transformación de una chica con mandíbula malformada

Este reality show era su única oportunidad de llegar a un cirujano plástico. ¡El cambio fue increíble!

Se dice que la cirugía plástica es la «amiga de doble cara» de las féminas. Solo piensa en las tantas historias de mujeres que han estropeado sus vidas, por buscar la eterna juventud en la mesa de un salón de operaciones… Así es, miles de caras de muñeca quebrada, cubiertas de cicatrices asustadizas.

Sin embargo, entre tantos fracasos, a veces nos olvidamos del verdadero propósito de la cirugía plástica. De hecho, un buen especialista en este campo puede literalmente salvar a la gente, concediéndole una nueva vida a aquellos que sufren con defectos de nacimiento, o quemaduras graves. Nuestra protagonista de hoy, tuvo la suerte de gozar de los beneficios de esta rama de la medicina.

Una residente de Tailandia, Wigitrapon Poonbu, sufría de un defecto físico: Por razones desconocidas, la mandíbula inferior de la chica dejó de desarrollarse, lo que finalmente conllevó a consecuencias extremadamente desagradables. Sobra decir que, de niña, fue víctima de bulling, y prácticamente no tenía amigos.

Mientras que Poonbu crecía, los problemas psicológicos se agregaron a los problemas físicos. ¡La pobre muchacha tenía millones de complejos!

Los dientes de la desafortunada crecieron al azar, amontonándose unos sobre otros, y debido a la incapacidad de masticar adecuadamente, tenía dificultades con la digestión. Y si a esto le sumamos un fuerte ronquido, que resonaba por toda la casa…

La única salida para la joven era la cirugía plástica. Pero la familia Poonbu no tenía el dinero suficiente para ello. ¡Quién sabe cómo hubiera sido la vida futura de la chica, si no se hubiese atrevido a participar en el reality show coreano «Let Me In»!

Los participantes de este concurso competían entre sí por el derecho a utilizar los servicios gratuitos de un buen cirujano plástico. La chica vivió tres meses en Corea, separada de sus hermanas y madre. Sin embargo, la paciencia de la muchacha fue recompensada mil veces. ¡Poonbu ganó la competencia, y tuvo la oportunidad de cambiar radicalmente su vida!

Ahora es una belleza de 19 años de edad, y con placer se presenta en sesiones de fotos. Ella dice sentirse en el mismo séptimo cielo de felicidad, y a veces no puede creer que la chica que se refleja en el espejo es realmente ella. ¡Después de todo, solo en sueño se veía con semejante transformación!

Sus parientes también se regocijan del éxito de Wigitrapon. ¡La chica dice que luego de ser tratada por su cirujano plástico, se sintió hermosa por primera vez en su vida!

De hecho, el especialista coreano creó un verdadero milagro. Ahora el infierno en el que la joven tailandesa vivía antes, ha desaparecido para siempre.

En fin, la cirugía plástica fue creada precisamente para este propósito. El doctor le dio la luz al transformarla en una bella mariposa, eliminándole la malformada mandíbula, y así la ve ahora el mundo entero. ¡Gran trabajo doc.!

¿Te agradó este artículo? Compártelo con tus amigos de las redes sociales.