Tradición en las Islas Feroe

¡Esta terrible tradición provoca aversión en todo el mundo civilizado!

Los delfines – son unos de los animales más inteligentes que existen. Algunos científicos consideran que el raciocinio de estas criaturas marinas es comparable con el del hombre. Lo cierto es que su nivel de inteligencia sigue siendo un gran misterio para nosotros, los humanos. Es por eso que las costumbres de algunas naciones respecto a este bello animal, son repudiadas por el resto de la población del planeta.

Desde antaño, los japoneses, peruanos y residentes de las Islas Feroe, Dinamarca, acechan a los delfines, conduciendo a los desdichados hacia la costa con sus barcos y matándolos brutalmente. Esta terrible tradición data ya mas de 1200 años, y en su momento constituía una fuente principal de alimentación de la población de las islas, a parte de la pesca y cría de ovejas.

Sin embargo, hoy día, los reconocidos médicos informan que la carne de delfines está contaminada por cadmio o mercurio, y es evidente que ya no constituye una fuente de alimento. La caza de ballenas y delfines se ha quedado como un terrible ritual que se debe más a la tradición que a la necesidad.

¡Cuando veas con tus propios ojos la crueldad de los isleños, entenderás por qué la comunidad internacional tomó las armas contra los cazadores!

El panorama que se abre ante nuestros ojos, es una pura carnicería sin nombre. Los desafortunados delfines son conducidos a la orilla, como el ganado camino al matadero. Y luego… ¡son aniquilados y dejados a podrir en la arena!

Vale la pena señalar que los delfines no siempre se mueren inmediatamente, después del golpe final. Si el golpe no es acertado, el animal sufrirá unos minutos más. ¡Es difícil imaginar cómo en los países, considerados civilizados, todavía se alenta tal atrocidad!

Después de lo visto, llegas a la conclusión que el hombre es la criatura más terrible del mundo, capaz de matar por placer… ¡Unamos nuestras voces contra tan abominable ritual! Comparte este post con tus amigos en las redes sociales, para que comenten y hagan que el mundo conozca estos hechos.