Toda la verdad sobre los cuerpos desnudos.

Este masajista contó toda la verdad sobre los cuerpos desnudos de sus clientes.

El cuero ideal no existe, y lo mas lindo es que todo el mundo sabe eso. Pero esto no impide que, a veces, nos fijemos con cierta envidia en el cuerpo tonificado de alguna foto. ¿Serán de verdad tan ideales todos estos modelos que aparecen en las fotos?

El equipo de ¡Qué pasada! ha preparado para ti una historia contada por un conocido masajista, que revela la despampanante verdad sobre los cuerpos humanos.

«Yo trabajo de masajista hace ya mucho tiempo. Uno de los rasgos delicados de mi trabajo es que todos los días, delante de mí, se desviste un gran número de personas. A través de los años, he visto un montón de cuerpos desnudos y estoy dispuesto a compartir contigo unas cuantas verdades.

1. En la vida real, los modelos se ven muy diferentes, a como aparecen en la foto.
A las delgadas modelos les sobresalen mucho los huesos. Aquellas felices poseedoras de exuberantes pechos y caderas redondeadas, todas tienen panzas, sin excepción. Pero, a pesar de todos estos supuestos «inconvenientes», no se ven menos atractivas que en las fotos de maniquíes, pasadas por Photoshop.

2. Todas las mujeres tienen celulitis.
Absolutamente todas. Y no hay nada malo en ello. Te aseguro que estos hoyuelos en los muslos, a veces, se ven muy atractivos, e incluso, lindos. Así que no te preocupes por el hecho de que tus caderas no son tan ideales como las de las modelos, y es que también, ellas tienen allí un par de hoyuelos, créeme.

3. Los hombres tienen nalgas graciosas.
Aunque la mayoría de mis clientes son mujeres, los hombres también frecuentan mi mesa de masaje. Y siempre me sorprendo por el pequeño tamaño de sus nalgas. A veces, como de costumbre, cuando comienzo a masajear y llego al área indicada, me pregunto: ¿Y dónde está el resto? Eso me divierte mucho…

4. Con la edad, la piel se le estira absolutamente a todo el mundo.
No importa cuan saludable sea una persona y qué estilo de vida lleve, con la edad su cuerpo se cubrirá de arrugas, la piel se demacrará y se estirará. Pero les aseguro que esta parte de la vida no deja de tener estética…

5. No existen cuerpos feos.
¡Existen cuerpos faltos de amor y de cariño, pero no existen cuerpos feos! Cuando una persona se acuesta en mi mesa de masaje y se relaja, todo su cuerpo se llena de luz y adquiere una increíble belleza. Sólo hay que tener la habilidad para verla y acentuarla, y es lo que estoy haciendo».

Pasamos mucho tiempo en la búsqueda de ideales, y resulta que el ideal no existe. Entonces, ¿para qué te atormentas con los pensamientos negativos acerca de tus presuntos «defectos»? Mejor mírate en el espejo y dilo: «¡Qué hermosa soy!», sonríe y trata de verte a tí misma con esta nueva luz.

Bueno, ¿y qué, funcionó? Pon «me gusta», si te agradó la historia.