Cómo ubicar la cama en el dormitorio

El secreto del sueño reparador al descubierto: Sólo había que mover la cama…

No es ningún secreto que el sueño reparador es la clave para la buena salud y el buen humor. Y el hecho de que, para tener buena salud, la persona necesita dormir cerca de 8 horas al día, desde hace mucho tiempo es bien conocido por todos. Sin embargo, pocos saben que algunas aparentemente insignificantes detalles afectan a la calidad del sueño mucho más que los ronquidos de tu pareja.

La edición de ¡Qué pasada! te propone conocer algunas reglas básicas sobre cómo debe estar distribuido un dormitorio perfecto, descansando en el cual despertarás saludable y repuesto.

Cómo ubicar la cama en el dormitorio

  1. La altura de la cama debe ser de 7 cm por encima del nivel de la rodilla, mientras que la longitud — 10 cm más larga que la estatura del más alto de los ocupantes del dormitorio.

  2. La localización más favorable de la cama es cerca de la pared. Las camas ubicadas con la cabecera a la pared, crean una sensación de seguridad y comodidad. ¡Pero colocar la cama cerca de la ventana o en la esquina de la habitación no es una buena decisión!

  3. Tampoco vale la pena ubicar la cabecera de la cama bajo un techo inclinado. Esto afecta negativamente a la salud mental.

  4. La cama debe estar colocada de tal manera que sea accesible desde ambos lados. No es recomendable obstruir el paso con cosas personales o muebles.

  5. Las cosas innecesarias son un obstáculo para un buen descanso. Sitúa en la zona de descanso sólo los elementos necesarios. Recuerda que cada detalle en el dormitorio es capaz de acumular y transmitir una energía en particular.

    Por cierto, esto también se aplica a las cosas viejas que a muchos les gusta guardar debajo de la cama. Preocúpate por encontrar otro lugar para los objetos en desuso, preferiblemente fuera de tu casa.

  6. Ubica la cama lo más lejos posible de la puerta, para que las actividades diarias y de rutina no interrumpan tu descanso.

  7. Los estantes y las fotos no deben estar encima de la cabecera. ¡Nada debe colgar sobre ti!

  8. Es deseable que la puerta de la habitación esté a la vista de la persona acostada en la cama. Si la puerta está situada detrás de la cabeza o demasiado cerca, el sueño suele ser intranquilo e inquietante.

  9. Si deseas que la relación con tu media mitad fuera armoniosa, no optes por una cama dividida en dos partes. Esa línea imaginaria puede conducir a desacuerdos y peleas.

  10. ¡Y recuerda que el dormitorio debe estar siempre limpio y fresco! Cambia la ropa de cama, al menos, una vez a la semana, y no olvides que al colchón es necesario de vez en cuando darle la vuelta.

¡Cuando en casa todas las cosas están en su lugar, sus habitantes se sienten sanos, frescos y llenos de energía para lograr nuevas metas!

Ten presente estas útiles recomendaciones y, sin duda, compártelas con tus amigos.