Test del cansancio

Test del cansancio: Si la imagen se mueve, ¡algo anda mal! Averigua el por qué…

¿No has sentido, alguna vez, que algo va mal en tu estado de ánimo, pero no sabes a qué se debe el problema? Pues bien, ¡Qué pasada! te propone un excelente test que te permitirá conocer en qué estado se encuentra tu salud mental, y te llevará al auto-conocimiento.

La idea se basa en un diagnóstico visual, elaborado por un reconocido psiquiatra japonés, profesor de psicología en la Universidad de Ritsumeykan en Kyoto, luego de que éste comenzó a estudiar detenidamente el tema de la percepción visual y las ilusiones ópticas. Este talentoso psicólogo se ganó el reconocimiento mundial con su ilusión óptica de «la serpiente giratoria». Esta prueba te ayudará a medir tu nivel de fatiga mental. ¡Prueba y verás!

Además de «la serpiente giratoria», este post te propone otras ilusiones ópticas. ¡Ten en cuenta que esto no es una animación! El test es muy simple: observa atentamente las imágenes, y define si se mueven o no. Si es así… ¿Qué tan rápido se mueven? Y ahora, lee los resultados.

Imágenes completamente inmóviles.
¡En hora buena! Posees una envidiable y olímpica paz interior. Sí, eres de las personas que saben cómo superar con éxito las dificultades, y sueles tratar filosóficamente los problemas y experiencias que te presenta la vida.

Las imágenes se mueven, pero poco a poco.
Se te han agotado las fuerzas, y pronto comenzarás a explotar. Por lo tanto, es recomendable que descanses un poco, tanto física como psicológicamente. El mejor remedio: un sueño saludable de 8 horas.

Consejo: No malgastes tus energías y siempre mantén la calma ante cualquier situación. Así podrás reconocer el problema con mayor claridad y encontrar rápidamente la solución.

Las imágenes se mueven muy rápidamente.
Por desgracia, esto es una señal de alarma, y ​​puede ser un síntoma de estrés. Si continúas este ritmo de vida, podrías sufrir un ataque de nervios, con serios problemas para tu salud.

Consejo: No permitas que suene la alarma. Lo que necesitas es un buen descanso y, tal vez, un poco de ayuda psicológica. Las cosas irán mejor si reconsideras la vida desde otro punto de vista. Sí, la vida no es fácil, pero todo tiene solución. Los problemas se pueden resolver, por lo que no hay necesidad de preocuparse en extremo.

Tu salud física se resiente cuando la mente no está bien. Trata de vivir en armonía con tu cuerpo y tu espíritu. Reconsidera tu actitud hacia ti mismo, los demás, y los problemas de la vida en general. Es fácil relacionarse con la realidad, pues tu conciencia es quien determina lo que es real. Las nuevas energías, la armonía y la tan largamente esperada tranquilidad, están al alcance de la mano.

¡Comparte este post con tus amigos, y comienza ahora mismo los cambios positivos en tu vida!