Hombre pierde sus manos y pies por una faringitis

Para salvarle la vida, a este hombre los médicos tuvieron que amputarle sus manos y pies. ¡Todo por una faringitis!

Kevin Brin, de 44 años de edad, era un marido feliz y padre de tres lindos niños. Todo marchaba bien, por lo que la familia festejó la Navidad, rodeada de paz y mucho amor. Sin embargo, al día siguiente, el hombre se despertó cansado, sintiéndose mal.

Unos días más tarde, Kevin comenzó a experimentar los síntomas de un resfriado, además de un dolor de estómago muy fuerte. Sospechando que algo andaba mal, en compañía de su pareja, inmediatamente acudió al hospital. ¡Para los médicos, muy pronto se hizo evidente que al hombre le esperaba una dura batalla para salvar su vida!

La causa del sufrimiento de Brin era una faringitis estreptocócica, acompañada de terribles complicaciones. El estómago del infortunado estaba repleto de pus, con síntomas similares a la perforación de una úlcera.

Pronto, Kevin fue enviado a la unidad de cuidados intensivos. Durante mucho tiempo, los expertos lucharon por su vida, mientras los órganos del hombre iban fallando uno tras otro. Por supuesto, los primeros en sufrir las consecuencias fueron los riñones. ¡El shock séptico fue tan fuerte que los médicos pensaron que no iba a sobrevivir!

Afortunadamente, la vida Bryn se salvó, no así sus extremidades, quienes, por la prolongada falta de suministro de sangre, tuvieron que ser amputadas.

Poco después se descubrió que Kevin se había contagiado con su propio hijo, de 3 años de edad. El niño había estado enfermo con faringitis, sin consecuencias graves, pero el padre no corrió con la misma suerte.

Poco a poco, el hombre se ha ido acostumbrando a su nueva vida. La enfermedad de Kevin fue un duro golpe para todos, pues ahora la familia depende tan solo del salario de la madre. No obstante, mucha gente de bien les ha brindado su apoyo y ayuda económica, lo que ha sido una verdadera bendición para ellos.

El caso de Kevin es una advertencia para todos nosotros. La faringitis estreptocócica no es un simple catarro, y debe tomarse muy en serio. Ten en cuenta que este padre de familia tuvo suerte de salir con vida. Incluso, los médicos dicen que Brin sólo sobrevivió por puro milagro. ¡Así que ten cuidado con tu salud, y la de los tuyos!

¿Qué opinas sobre este terrible suceso? Compartir tu punto de vista en los comentarios, y con tus amigos de las redes sociales.