Remedio casero para combatir las hormigas invasoras

3 maneras de deshacerse de las hormigas invasoras en la casa. ¡Nunca imaginé que fuera tan fácil!

Las hormigas, cuando deciden invadir tu casa, pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Si bien es cierto que la industria química moderna ofrece una amplia gama de medios para controlarlas (helio, grafito, aerosoles, polvos, venenos solubles), con frecuencia estos no son del todo efectivos, sin contar lo dañinos que son para la salud y el ambiente.

Tan solo el helio, que suele usarse para combatir a los insectos, contiene por lo menos 0,05% de una sustancia llamada fipronil, que provoca el aumento de la glándula tiroides. Los aerosoles tienen un gas, que puede causar dolores de cabeza espantosos. Los lápices provocan reacciones alérgicas severas en los niños. Entonces, ¿Cómo combatirlas, sin hacerte daño en el proceso?

Remedio casero contra las hormigas invasoras

Las hormigas están en todas partes. Su amplia capacidad adaptativa les permite plantar su colonia en cualquier lugar. Si el lugar escogido es tu casa, por lógica querrás eliminarlas de ahí. Existen dos maneras: La primera es mediante el uso de alguna sustancia química, pero eso requiere que te ausentes de casa por al menos tres días, por el bien de tu salud. De lo contrario, si no tienes a donde ir, entonces tendrás que usar otro método más benigno.

  1. Un señuelo de ácido bórico es una de las herramientas más eficaces para combatir las hormigas. Coge una yema de huevo hervido, y mézclala con algo dulce (azúcar, miel, mermelada). Luego, añade unos 20 g de ácido bórico. Haz unas pequeñas bolitas de esta masa, y ponlas en el camino de las hormigas.

    Durante las próximas 24 horas, verás que los insectos comenzarán a morir. Si elaboras estas bolitas durante, al menos, un mes, no quedará ni una sola hormiga en la habitación. La efectividad de este remedio se debe a que las hormigas llevan el veneno a sus nidos, y allí lo contaminan todo. Al morir la reina, muere la colonia.

  2. El ajo es otra gran herramienta para combatir a las hormigas. Si el olor del ajo no te molesta, unta con él todos los alrededores del nido.

  3. Si la trampa escocesa no funciona. Empavesa con pegamento de doble cara todo el perímetro de una hoja de papel, y en el centro ponle un cebo. Desafortunadamente, sólo una pequeña fracción de la colonia será destruida de esta manera. Para maximizar el resultado, deben cooperar todos los vecinos.

Si la infestación de insectos logró detenerse, no te relajes. Las hormigas pueden reaparecer. Por eso, es mejor cumplir con ciertas medidas preventivas.

  1. Nunca dejes comida para las hormigas. Recoge cuidadosamente todas las migas, limpia las superficies de trabajo con un trapo mojado y bota a menudo la basura.

  2. La limpieza húmeda con alcohol amoniacal también ayuda: Diez litros de agua por 1 cucharadita de esta sustancia.

  3. Protege los orificios de ventilación-pegando una banda ancha una cinta con pangolín.

Como ves, librarte de esta plaga no es tan difícil, ni requiere de mucho esfuerzo. Pon en prácticas estos remedios caseros, más ecológicos y saludables que los productos químicos habituales, y te sorprenderás de lo rápido que se maneja este problema, aparentemente insuperable.

Por último, comparte estos consejos con tus amigos, seguro te lo agradecerán…