Relaciones sexuales en la antigua Grecia

9 detalles íntimos de relaciones sexuales en la antigua Grecia y Roma. ¡Al lado de ellos, somos unos santos!

No es ningún secreto que en el mundo de hoy, ocupa un lugar especial el tema del sexo. Las estadísticas son inexorables: la industria «del desnudo» obtiene enormes ganancias y tiene un impacto global en los mercados de consumo y entretenimiento. La mano de censura está allí, en algún lado, pero no es tan estricta ni es eficiente como, tal vez, debería.

Pero, por más que estemos hablando de la caída de la moral y la depravación universal hoy en día, en las antiguas civilizaciones, con este asunto todo fue mucho más sencillo. Los antiguos griegos, y después de ellos los romanos, en cuestiones del sexo y la vida sexual, se sentían mucho más libres. Aquí están algunos hechos que te abrirán un poco los ojos a cómo era la vida antes.

  1. Pompeya y falos en las paredes

    Según la leyenda, los habitantes de Pompeya fueron castigados por los dioses por sus monstruosos pecados sexuales. De hecho, durante las excavaciones, salió a la luz una verdad impactante: la economía de la ciudad florecía debido a la gran cantidad de prostíbulos públicos, el más famoso entre ellos era el Lupanar, y el camino más cercano hacia el, lo mostraban los falos en las paredes de los edificios.

  2. Voyeurismo

    Desde la antigüedad, se conserva un buen número de pinturas y frescos, en los que se muestran personas, observando la cópula de otras personas, sin tomar parte en ella. La conclusión es la siguiente: la relación sexual era un asunto tan común y natural que no era cuestionada por nadie.

  3. Bromas marciales

    Hasta el día de hoy, los hombres se preocupan seriamente por su capacidad sexual, sufriendo cualquier interrupción. Marcus Valerius Marcial, un poeta romano del siglo I, era conocido por sus epigramas obscenos, en los cuales se burlaba cruelmente de la discapacidad de sus oponentes, ridiculizando sus preferencias sexuales.
     

  4. Los rituales para las mujeres

    Aristófanes describió una vez el ritual de Tesmoforias, que se celebraba para atraer la fertilidad. En él, solo podían participar las mujeres atenienses casadas. La celebración se realizaba de la siguiente manera: las mujeres debían abstenerse de tener relaciones sexuales, se bañaban, compartían las obscenidades de su extensa práctica, jugando con falos artificiales. El ritual duraba tres días y, al parecer, contribuía a liberar la energía sexual acumulada.

  5. Orgías

    Algunos investigadores creen que las antiguas orgías eran libres para todos, sin reglas ni clases sociales: al pecado se entregaban todos y con todos. Eran conocidas desde el siglo V antes de Cristo. e., y por lo general, se organizaban durante el equinoccio de primavera.

  6. Príapo

    Los antiguos griegos asociaban el falo con la obsesión. En el Panteón de los dioses, había incluso un tal Príapo, conocido por su enorme y siempre erecto miembro. Hacia nuestros días, este diosesito llegó en forma de un término médico «el priapismo».

  7. El sexo pacífista

    En una de las obras de Aristófanes, las mujeres niegan el sexo a todos los hombres, hasta que los últimos se decidan por la tregua entre los atenienses y los espartanos. A causa de su terquedad, los hombres se olvidaron de cuestiones mundanas, incluyendo de sus esposas. Así que el sexo fue usado en aras de restablecer la paz.
     

  8. «Ars Amatoria»

    O «El Arte de Amar». Resulta que los romanos también tenían su propio Kamasutra, y su autoría se atribuye al poeta Ovidio. «El Arte de amar» se ha convertido en una verdadera enciclopedia para los amantes de iniciación. El poeta describe en detalle las opciones y posiciones que se deben tomar para conseguir el más alto placer.

  9. Las esposas de etruscos

    Las mujeres etruscas eran conocidas por sus costumbres libertinas en materia del sexo y la desnudez. Se tomaban mucho cuidado de sí mismas y, con frecuencia, iban desnudas para mostrar sus encantos. La institución del matrimonio parecía estar totalmente ausente: a menudo, los niños crecían sin tener idea alguna de quién era su padre.

Y bien, ¿qué te parece la vida que llevaban las antiguas civilizaciones? ¿Te hubiera gustado vivir en aquella época? Comenta tu opinión con nosotros y no olvides compartir este recopilatorio con tus amigos de las redes sociales, ¡para que se sorprendan con las costumbres sexuales de la antigüedad!