Primer baile de los recién casados

Durante la celebración, el DJ paró la música, y la novia se puso a llorar, dando gritos…

Por supuesto, los preparativos para la boda traen los momentos, a puro nervio, no sólo a la joven pareja, sino también a sus familiares, amigos y conocidos. En medio del ajetreo, no se puede olvidar de los mínimos detalles: elegir los anillos, el lugar de la celebración, el támada de la fiesta, el acompañamiento musical, la lista de invitados, y muchos otros puntos más.

Brad y Melissa esperaban ansiosamente este día, pensando cuidadosamente cada segundo de la magnífica celebración. Para el baile nupcial, eligieron la bella canción «Like There’s No Yesterday» de Mark Wills, el cantante favorito de Melissa. Los primeros segundos de la danza transcurrían maravillosamente, acorde al plan. Pero de repente… la canción fue detenida por el DJ, que se apuró en pedir disculpas por la inconveniencia.

«Lo siento, chicos, algo anda mal con la reproducción, ¿me permiten incluir la versión en vivo de este éxito?» — se esforzaba en arreglar la situación el DJ. El novio intentó retener a la novia, para que no se diera cuenta de lo que estaba pasando detrás de su espalda. La joven no podía ni imaginar que, en un par de segundos, se cumpliría uno de sus deseos más preciados.

Es mejor ver una vez que oír cien veces. ¡Velo por ti mismo: lo más genial ocurre en el 1:19!

Sí, así mismo es, a su boda arribó Mark Wills en persona, el cantante de country favorito de Melissa. Por cierto, este hecho sucedió hace unos años, la feliz pareja ya tiene un hijo. Pero este maravilloso regalo, bien vale tomarlo de ejemplo para los preparativos del día más importante de la vida de cualquier pareja.

¡Esta explosión genuina de emociones en medio de la boda definitivamente merece ser compartida! ¡Muéstrales este video a tus amigos y conocidos en las redes sociales!