La chica con una voz maravillosa

¡Los miembros del jurado no podían creer que la chica estaba cantando en vivo!

Antes de venir al show de talento, Aída Nicolaychuk trabajaba de cajera. La verdad es que la chica ni siquiera planeaba ir a las audiciones. Si no fuera por la insistencia activa de su amiga, el talento de la guapa seguiría sin ser reconocido.

Según anunció la propia chica, ella no tiene ninguna formación musical. Es una cantante autodidacta. Una semana antes de que comenzara el concurso, la chica aprendió la hermosa «Canción de cuna» de Polina Gagárina. Provista de esta canción, la cajera joven subió al escenario donde la esperaba ¡un éxito rotundo!

Los jueces no conseguían imaginar que la voz de la joven intérprete era realmente capaz de hacer tales milagros. Uno de los miembros del jurado incluso pensó que se trataba de la fonomímica, y que la chica simplemente estaba sincronizando el movimiento de los labios con la grabación, llena de efectos de sonido especiales.

¿Qué ocurrió después? Pues, ¡Qué pasada! te invita a ver este video, porque lo que siguió después, ¡resultó mucho más interesante!

¡Eso se llama un don innato! ¡Qué suerte que existan los shows de talento!, si no, la voz de la chica se habría quedado desconocida para el público. Seguro que aún volvamos a oír el canto cautivador de Aída. ¡Un talento así, vale la pena mostrarlo a todo el mundo!

¿Te ha gustado este vídeo? ¡Muéstralo a tus amigos!