Poses de yoga para el cuello sano

Estas 8 posturas de yoga te aliviarán el dolor en el cuello y la columna vertebral. ¡Pruébalas, son muy efectivas!

¿Has padecido alguna vez un dolor en el cuello tan inteso que te impida pensar en otra cosa? ¿Te suele doler con frecuencia la región lumbar? Estas sensaciones son extremadamente desagradables. Lo peor de todo es que si estas regiones del cuerpo se afectan, pueden desencadenar algunos problemas de salud más graves.

Hacer uso del yoga como tratamiento para estas dolencias, hasta hace poco no era una práctica muy popular. Sin embargo, las personas que han probado muchos métodos diferentes para fortalecer el cuello y la columna, después de realizar estos ejercicios, han encontrado la práctica de yoga como la más efectiva. ¡Estos ejercicios tienen el poder de aliviar el dolor muscular más terrible!

Quepasada.cc te propone esta selección de posturas de yoga que te permiten relajar las contracturas musculares en todas las áreas del cuello y la espalda. Estos ejercicios además te aliviarán el estrés, si eres de los que permanecen mucho tiempo sentados en el trabajo.

Yoga Terapéutica

1. Acuéstate de espalda, con los brazos cerrados atrás. Luego extiende tus brazos hacia el lado, hasta donde te sea posible. Recuerda que es importante hacer esta ejecución lentamente, para evitar daños en los ligamentos.

2. Arrodíllate, apóyate con tus codos en el estrado y mantén tu cabeza hacia abajo. Continúa en esta posición, extendiendo poco a poco la columna vertebral, respira profundamente 10 veces.

3. Siéntate con las piernas cruzadas debajo de ti y las manos unidas detrás de tu espalda, tal como se muestra en la imagen. Respira profundamente, mantén la cabeza recta. Este es uno de los ejercicios más dolorosos, pero es altamente beneficioso.

4. Inclínate en posición de pie, los pies ligeramente separados. Une las manos y levántalos extendidos detrás de la cabeza. Empuja los brazos hacia adelante, hasta enderezar tu columna vertebral.

5. Pon tus antebrazos en la pared paralelamente uno al otro, debajo de nivel de los hombros, con los codos a lo ancho. Haz unos pasos atrás y baja la cabeza libremente. Haz este ejercicio con cinco respiraciones profundas.

6. Pon uno de los bloques bajo tu cabeza, y el otro — debajo de la cintura. Permite que tu cuerpo se relaje en esta posición. Continúa en esta posición, contando hasta cinco respiraciones.

7. Ponte de cuatro puntos, una mano hacia el lado, la otra — para arriba. La cabeza debe estar inclinada hacia abajo y pegada al suelo. Extiende las manos en diferentes direcciones, cuenta diez respiraciones profundas.

8. Une la cadera con el codo opuesto y flexiónate bien. La mano libre debe ser retraída ligeramente hacia atrás. Haz este ejercicio alternando los pies, asegúrate de que los músculos de los muslos estén bien estirados.

Y, por último, un consejo muy importante que te ayudará a prevenir el dolor en el cuello. ¡No mires tu teléfono u otro dispositivo, mientras caminas! Esta es una posición poco natural para el cuello.

Para que tu cuello descanse, la barbilla debe estar ligeramente inclinada hacia abajo, de esta forma estará relajada, y el dolor no te molestará.

La columna vertebral es el eje sobre el cual se apoya todo tu cuerpo. Y si está enferma, también sufrirán los demás órganos. Incluye estas poses a tus ejercicios físicos diarios y verás como se fortalecerán tus músculos.

Si encontraste útiles estos consejos de salud, no olvides de mostrarlos a tus amigos y familiares. ¡Qué estos maravillosos ejercicios les ayuden a mantenerse saludables!