Pies descuidados de las estrellas

15 celebridades que hacen caso omiso a la pedicura. ¿Tenemos que ser como ellas, dices?

Las revistas de moda y los vendedores de la industria de belleza se esfuerzan día a día en inspirar a las mujeres en los estándares de belleza, para que emulen a las actrices y artistas de Hollywood. Pero los paparazzi incansables hacen de todo para echar cuesta abajo este estereotipo. Coger de sorpresa a una celebridad o encontrar un defecto en su aspecto, para ellos es como un bálsamo para el alma.

Cuando las estrellas salen y desfilan sobre la alfombra roja, del ojo vigilante de los envidiosos no se escapa nada: las celebridades son escaneadas de la cabeza a los pies, con tal de encontrar algo mortificante. Muy a menudo, en el talón de Aquiles de las célebres bellezas de Hollywood, se convierten sus pies desarreglados.

Los hongos, callos, callosidades, juanetes — por desgracia, todas estas molestias las bellas divas las conocen en carne propia. Y si a todo esto le sumas su frenético ritmo de vida y la necesidad de aparecer siempre en público en los zapatos apretados y de tacones, se hace evidente el por qué de los problemas en los pies de las estrellas.

Kirsten Dunst sabe de callos como nadie más.

Jemima Khan visita el salón de pedicura no muy a menudo…

Melissa Joan Hart se olvida de cubrir las uñas con barniz.

Ellen Page no sabe que la pomada para el hongo se vende en cualquier farmacia.

No basta que las sandalias de Jennifer Lawrence, obviamente, no son de su talla, también el color de barniz, al tono de la piel, crea la ilusión de que no tiene uñas.

¿Para qué Katie Holmes se puso las sandalias que tanto le aprietan?

Los paparazzi agarraron a la bella Penélope Cruz con el hongo, y al instante, avisaron de ello a la web. Esto sin mencionar los curvados dedos del medio de la estrella, que tanto gustan discutir en Internet sus fans.

Parece que Kate Moss, desde hace tiempo, lleva o usa algún instrumento de tortura, como la bota española o calzado estrecho, con el propósito de reducir los pies.

Tilda Swinton durante mucho tiempo sufre de juantes.

Los pies de la diva de la moda, Victoria Beckham, también se han convirtido en el tema de muchas publicaciones. Muchos creen que la razón de ello son los estrechos zapatos de tacón alto, que adora la cantante.

Gwyneth Paltrow, una fiel defensora del estilo de vida saludable, nada puede hacer con los juanetes, que han curvado notablemente los dedos en sus pies.

Parecería que la top model Claudia Schiffer se escaparía de tener defectos. Pero no, en una de las actividades, los periodistas lograron encontrar un pinchazo en su apariencia perfecta — la ausencia de uña en uno de sus dedos pulgares. Seguro que, ese día, a Claudia se le olvidó llevar zapatos cerrados.

Y aquí, estas espectaculares sandalias abiertas revelan para nada perfectos talones de Claudia Schiffer.

A Naomi Campbell, los médicos le han prohibido estrictamente el uso de zapatos y sandalias de tacones altos, a causa de una fuerte deformación de las articulaciones. Sobra decir que la modelo sigue ignorando el consejo de los médicos.

Los pies de Donatella Versace tampoco pueden considerarse un estándar de belleza.

Como puedes apreciar, las personas perfectas no existen. Todos somos seres humanos, celebridades o no, debemos aceptarnos tal como nos hizo la madre Naturaleza, guiada por nuestro Padre Todopoderoso.

Por supuesto, las fallas menores siempre se puede corregir con la ayuda de los estilistas, dentistas, maestros de maquillaje, manicura y pedicura, e incluso los cirujanos plásticos. Pero es importante entender que no debemos acomplejarnos ni guiarnos por ninguno de los idolos que nos impone la sociedad y sus tradiciones.

Muestra esta selección a tus amigos y allegados, y no olvides compartir tus opiniones sobre el tema en los comentarios.