¡Eso es! Hay que castigar a los malvados...

La chica entró al ascensor con un extraño. Lo que mostró la cámara oculta, fue asombroso…

Muchos son los criminales que creen que atacar a las mujeres es una tarea fácil. Que las chicas son débiles y frágiles, no pueden realmente defenderse, y que siempre llevan consigo prendas valiosas.

Así es como los sinvergüenzas se ven tentados por la perspectiva de enriquecerse fácilmente. Los chicos de nuestra selección de hoy seguramente pensaron lo mismo. Pero cuando las supuestas víctimas inesperadamente ofrecieron la resistencia, los criminales rápidamente se dieron cuenta: aquí no podrán sacar provecho de nada.

El malhechor del primer incidente atacó a la chica, cuando ella estaba cerrando el auto. Agarró la bolsa de la desafortunada y ya estaba a punto de huir… ¡Pero la bella indignada pegó tanto el pobre bandido, que este logró escapar sólo con la ayuda del cómplice que había llegado a socorrerlo!

En la segunda trama, la bolsa en el hombro de la transeúnte fue el objeto que codiciaba el ladrón de la motocicleta. Se acercó, la agarró y voló a buena velocidad… ¿Al parecer, qué podía salirle mal? ¡Sólo que, un par de segundos más tarde, tanto el motociclista como el conductor están tumbados en el polvo de la carretera!

La siguiente grabación mostró un intento de robo mucho más serio. Un par de sinvergüenzas entraron en el ascensor por separado, en pisos diferentes, para luego atacar a la diminuta chica con el pañuelo en la cabeza.

¿Quién iba a saber que la supuesta víctima practica las artes marciales? ¡Como resultado, ambos ladrones, totalmente aniquilados, recibieron su merecido!

El joven del siguiente video no era ladrón, sino un bromista. Al parecer, deseoso de quedarse a solas con la chica, constantemente trataba de estropear el ascensor, impedía que la cabina se cerrara, le propinaba golpes a los botones. Al salir, la muchacha, que por supuesto ya había perdido la paciencia, con todas sus fuerzas, lanzó al chistoso contra el piso… ¡y lo dejó allí!

Pues, en el último clip, el ladrón quedó literalmente destrozado. Parado detrás de la desconocida, esperaba el momento oportuno para tomar su bolso y huir, apenas se abrieran las puertas del ascensor.

¡Sin embargo, la chica no sólo detuvo al canalla, sino que vistosamente lo hizo volar por el aire! Quería sacar provecho y paró con un médico. ¡Buen castigo!

En la recopilación a continuación, encontrarás varios casos más de las chicas que proporcionaron una digna resistencia a los criminales atacantes. Sin más palabras… ¡Hay que castigar a los bastardos!

Como puedes ver, el sexo bello no siempre es débil. ¡Espero que a todos los intrusos de nuestra selección, despues de sus encuentros con tales «víctimas», se les haya quitado una vez y por todas el deseo de «cazar» vidas y cosas valiosas ajenas!

¿Te gusto el artículo? Compártelo con tus amigos en las redes sociales.