Petición inusual de la mano y el corazón

Este hombre hizo 148 selfies durante 5 meses, y todas tenían el único propósito…

El británico Ray Smith estaba decidido hacer una propuesta de matrimonio muy original a su amada Claire. Ellos fueron novios desde hace varios años y ya llevaban mucho tiempo viviendo juntos.

Sin embargo, aún no se decidían a legalizar su relación. Pero como cualquier mujer, Claire también soñaba con la propuesta de mano y corazón de su amado.

Cuando Ray estaba seguro de su decisión de llevar a Claire al altar, quiso hacer las cosas de la forma más romántica y original posible.

Al principio, se dedicó a buscar en Internet las declaraciones de amor más inusuales, pensando en hacer algo parecido. Pero no encontró nada que le gustara.

Lo único que le llamó la atención fue, hacerle una propuesta durante un vuelo en un globo. Pero pronto se le ocurrió otra idea.

A finales de julio, Ray se enteró de que Claire estaba esperando un hijo suyo. Y entonces lo alumbró una idea genial. Cada día Ray tomaba fotos junto a su amada, y sin que ella se diera cuenta, le mostraba una pequeña placa con la inscripción: «¿Quieres casarte conmigo?»

Y para que Claire no sospechara, le dijo que quería fotografiar todos los días de su embarazo.

Por supuesto, la chica tenía deseos de mirar las fotos. Así que, aparte de la foto principal, Ray hacía un par de duplicados, mientras que ocultaba el papel con las palabras mágicas.

Y así pasaron varios meses… En ese tiempo, Ray logró hacer 148 fotos con una propuesta de matrimonio en secreto.

Varias veces Ray estuvo cerca de ser descubierto, pero en el último momento siempre lograba ocultar la plaquita.

Al final, el chico se puso tan atrevido que pegó a la imágen de ultrasonido de su niño la inscripción: «¿Mamá, te casarás con papá?»

Ray planeó hacer la propuesta de matrimonio en la víspera de la Navidad. Y a la hora señalada, reveló a su amada el collage de fotografías, en las cuales le pedía en secreto a Claire que se casara con él.

Naturalmente, ¡Claire aceptó, sin dudarlo!

Esta historia muestra que todavía hay románticos en nuestro mundo. Y que la creatividad y el ingenio no tienen límites, solo tienes que desearlo de corazón. Si te gustó esta propuesta de matrimonio tan inusual, no dudes en compartir este post con tus amigos, tal vez, se les ocurren ideas tan brillantes como esta.