Patatas «Boulanger»

Patatas al horno «Boulanger». ¡Esta receta francesa es sorprendentemente sencilla y muy sabrosa!

La gastronomía francesa siempre ha sido considerada como una de las más importantes del mundo. Se distingue por su amplia variedad, pero también por su refinamiento y platos delicados. Pero esta receta francesa que Quepasada.cc ha traído hoy, hará que te enamores perdidamente de nada menos que… ¡las patatas! ¿Quién hubiera pensado que de tan sencillos ingredientes pudiera salir un verdadero «manjar de dioses», ¡una atracción total del banquete!? Las patatas, picadas en rodajas finas, se cuecen en el horno maravillosamente, y los nuevos sabores se revelan, gracias al aroma de la deliciosa salsa a base de leche…

Los franceses preparaban todos los ingredientes de este plato en casa, pero a la hora de asarlo, lo llevaban a la panadería más cercana — ahí el plato se horneaba junto con el pan. Pero no te preocupes, preparado en casa, el «Boulanger» ¡quedará no menos delicioso!

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas;
  • 2 cebollas;
  • 60 g de mantequilla;
  • 200 ml de caldo de verduras;
  • 200 ml de leche;
  • sal, pimienta negra molida.

Preparación:

1. Limpia las patatas y córtalas en rodajas finas — alrededor de 2 mm de espesor. Es conveniente hacerlo con una rebanadora de vegetales común. Corta la cebolla en aros finos. Agrégale la sal y pimienta a las patatas rebanadas.

2. Engrasa el molde para hornear las patatas — 20 g de mantequilla debe ser suficiente. Deposita en el molde una capa de rodajas de patata, luego una capa de cebolla, repite estos pasos varias veces.

3. Con mucho cuidado coloca la última capa de patatas, pues debe lucir estupendo, cuando se cuece. Vierte sobre las patatas el caldo caliente, mezclado con leche caliente. El líquido debe llegar hasta la capa superior de las patatas, pero no cubrirla. Antes de hornear, vierte encima la mantequilla derretida — esto le proporcionará una capa dorada y un sabor delicioso al plato.

Cubre el molde con papel de aluminio y hornéalo durante 40 minutos a 200 grados. Luego retira el papel de aluminio, reduce la temperatura a 180 grados y déjalo en el horno por unos minutos más, hasta que se forme la capa dorada.

4. Las patatas listas se pueden servir calientes con un poco de mantequilla derretida, en calidad de salsa. El plato quedará aún más sabroso, si le añades a las patatas el ajo finamente rallado. Las patatas al horno se combinan muy bien con verduras frescas.

Sobre todo queda sabrosa la versión de esta receta con queso duro rallado — éste puede ser añadido entre las capas de patatas, o puede ser espolvoreado solo sobre la capa superior. El resultado final queda tan delicioso, que no requiere explicación adicional alguna, es mejor no perder tiempo e ir a cocinar…

Sin duda, ésta ha sido la forma más sabrosa de cocinar las patatas. Si te ha gustado el plato, comparte esta exquisita receta francesa con tus seres queridos y amistades, para que ellos también puedan saborear y agregarlo a su menú.