Parientes encontraron un viejo Bugatti

Su tío les dejó de herencia un viejo garaje. ¡Pero lo que había dentro fue impactante!

Qué harías si tuvieras tanto dinero que no alcanzaría una vida para gastarlo? Lo cierto es que a todos nos gusta soñar, de vez en cuando, con encontrar un tesoro o ganar la lotería. Y luego imaginar cómo y en qué vamos a gastarlo todo. Sueños…

Cuando el Dr. Harold Carr murió en Newcastle, Reino Unido, a la edad de 89 años, su legado pasó a sus familiares, incluyendo un garaje polvoriento y viejo, que, al parecer, llevaba muchos años cerrado.

El tío Harold era conocido como una persona excéntrica del barrio, llevaba una existencia solitaria la mayor parte de su vida. Así que, cuando la familia se presentó en la propiedad, nadie podía asegurar qué encontrarían ahí. Sabían con certeza que en el garaje el tío guardaba algunos coches. ¡Pero todos quedaron literalmente conmocionados, cuando se supo qué vehículo estaba oculto en el garaje!

Los familiares sospechaban que el garaje podía albergar alguna cosa rara, pero no ESTO! Cuando el garaje fue abierto, en su interior encontraron un viejo y lleno de polvo Bugatti. Pero no se trataba de un Bugatti cualquiera, sino de la perla de la historia del automóvil: Type 57S Atalante, uno de los vehículos de lujo más raros y valiosos del mundo. ¡Hoy su costo estimado asciende a unos $ 8.5 millones de dólares! ¡Señor artefacto!

Para nadie es un secreto que la empresa Bugatti ha creado verdaderas obras de arte en todos los tiempos, pero este vehículo se destaca incluso entre las obras maestras más relevantes. Tales vehículos se hicieron solo 43, y su montaje fue completado el 4 de mayo de 1937.

Este Bugatti tiene su propia historia. Su primer propietario fue Francis Curzon, aristócrata Inglés, honorable miembro del Parlamento británico. Él también era un reconocido corredor de vehículos. Ya en aquel entonces, el británico poseía un impresionante parque de automóviles, así que el Bugatti Atalante se pasaba más tiempo en el garaje que en la carretera, lo que explica su bajo kilometraje.

El famoso coche fue revendido varias veces, hasta que en 1955 paró en las manos del tío Harold. Durante algún tiempo él todavía estaba entretenido con su eminente Bugatti, pero en 1960 el coche quedó encerrado de forma permanente en el garaje: había expirado su licencia.

Harold Carr no era un tipo fácil. En el garaje fueron halladas docenas de cartas de los colectores reconocidos, ofreciéndole sumas astronómicas por el carro! Pero el tío Carr se mantuvo inflexible. El Bugatti no abandonó su garaje, al igual que el clásico Aston Martin.

Finalmente el legendario automóvil fue expuesto a la venta. Bugatti Type 57S Atalante fue vendido en una subasta por $ 4 millones. Ninguno de los herederos podía imaginar que, al abrir el viejo garaje, se convertirían en millonarios!

¡Así tío Harold levantó el ánimo a sus herederos! No sabemos nada sobre el destino de Aston Martin, ni cuánto se ha logrado obtener por el, pero en cualquier caso, el amor por los coches del viejo tío tuvo un gran resultado.
Comparte este artículo con tus amigos, tal vez alguno de ellos tiene un viejo garaje, lleno de trastes viejos, ¡y ahí lo espera una sorpresa semejante!