Parches que aplican insulina

¡Descubrimiento científico que dejó boquiabierto al mundo de la medicina! Ahora los diabéticos pueden tomar un respiro de alivio…

Las personas que padecen la diabetes, en su mayoría están obligados a aplicar la insulina casi que a diario. Quepasada.cc tiene el placer de dar a conocer una nueva y formidable iniciativa conocida como «Parches inteligentes de insulina». Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte anunciaron que el uso de las dolorosas y molestas inyecciones pudiera convertirse en cosa del pasado. Los ingeniosos científicos crearon un parche de insulina capaz de percibir aumentos de los niveles de azúcar en la sangre y suministrar la cantidad adecuada de esta sustancia al organismo, cuando este la necesite.

El parche tiene forma de un cuadrado delgado cuyo tamaño se asemeja a una pequeña moneda. Lo recubre un centenar de pequeñas agujas no mayores a una pestaña. Estas diminutas agujas almacenan unidades microscópicas de insulina y encimas, sensibles a la glucosa. Las agujas liberan su contenido rápidamente, al detectar niveles altos de azúcar en la sangre.

Según los investigadores, su funcionamiento es rápido y fácil de usar, además están hechos con materiales no tóxicos y biocompatibles. Y como novedad adicional, el sistema puede ser regulado en dependencia del peso corporal del individuo y su sensibilidad a la insulina.

La diabetes es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en el planeta, y se estima que esta cifra se duplicará para el año 2035. Pacientes que padecen de diabetes tipo 1 y 2, controlan sus niveles de azúcar en la sangre, mediante inyecciones de insulina o pinchazos en la punta de los dedos – proceso muy doloroso y no siempre preciso. Se corre riesgo de aplicar una cantidad de medicamento indebida lo que puede generar graves complicaciones (ceguera, amputaciones de extremidades, coma diabético e incluso la muerte). Las mejores mentes del planeta trabajan intensamente para encontrar una vacuna contra esta vil enfermedad.

La comunidad científica considera que la parte más difícil del tratamiento de la diabetes, no está precisamente en las inyecciones de insulina en sí, o en los controles de la dieta y el monitoreo de la sangre, sino en tener que realizarlo varias veces al día y de por vida. Los parches, en este caso, serían una solución milagrosa para millones de personas.

Los resultados de la investigación, publicados en el diario «Proceedings of the National Academy of Sciences», demostraron que el uso de estos parches ha sido capaz de mantener los niveles de glucosa bajos en ratones por espacio de 9 horas. Se continuarán realizando pruebas clínicas, para en un futuro muy cercano comenzar con los ensayos en los humanos. La perspectiva es ¡más que alentadora!
El próximo objetivo para los investigadores será crear parches de insulina de uso más duradero.

¡Comparte con tus amigos esta maravillosa noticia sobre las investigaciones que ahorran el sufrimiento y abren las fronteras del conocimiento de la humanidad!