Niño sin manos y pies

Estas enfermeras vieron al bebé, abandonado por su mamá. ¡Se quedaron sin aliento!

Pequeño Gabe Adams nació en Brasil. Fue abandonó por su madre casi de inmediato, apenas ésta supo que su hijo no tenía ni brazos ni piernas. En lo demás, era un niño completamente sano.

Una vez en el orfanato, Gabe parecía estar condenado a una vida de miseria y privaciones. Sin embargo, el destino tenía otros planes para el pequeñín. Todo cambió cuando apareció Janelle Adams. La estadounidense vio la foto del niño, cuando estaba en un supermercado, e inmediatamente sintió simpatía por el pequeño.

Y así, en poco tiempo, los Adams ya estaban en el aeropuerto, para recibir al nuevo integrante de la familia. En este video, el niño ya tiene 13 años de edad. ¡Gracias a sus padres adoptivos, el chico vive una vida plena y no parece sentirse privado ni discapacitado!

Los padres, conscientes de que Gabe tendrá tiempos difíciles en el futuro, desde la infancia le enseñaron a ser fuerte y autosuficiente. A sus 13 años, el niño se mueve de forma independiente en el hogar y en la escuela, se viste, come, escribe en cuaderno, trabaja en el ordenador e, incluso, sabe mantenerse a nado sin ayuda.

Para mantener el tono muscular, el chico sube y baja las escaleras 20 veces cada mañana. Gracias a sus ejercicios y el amor apasionado por la natación, Gabe está en excelente forma física.

Otros niños, junto con los maestros de escuela, admiran el impresionante poder del espíritu del niño. ¡Se puede decir sin exageración que los padres adoptivos del niño han hecho un verdadero milagro!

¡Si también te tocó el corazón la increíble historia del pequeño Gabe, compártela con tus amigos!