Niño con la nariz enorme

Desde que vio una ecografía de su embarazo, ella supo que su hijo sería especial. Pero nunca imaginó que fuera así…

Amy Pool, de 25 años de edad, es una feliz madre de dos hijos. Su segundo embarazo, ella lo disfrutó mucho, pues ya conocía lo que sucedería en poco tiempo, y no sentía los temores de la primera vez. ¡Amy estaba totalmente lista para ser madre de nuevo!

Sin embargo, en la semana 20 del embarazo, durante un ultrasonido, los médicos encontraron un tejido más suave creciendo alrededor de la nariz del pequeño bebé ¡Desde entonces, la mujer ya sabía que su hijo no nacido no sería como los demás!

Aunque Amy se preparó para el hecho de que su hijo naciera con un aspecto diferente, cuando, por primera vez, tomó al bebé en sus brazos, no pudo evitar quedar en shock. Su pequeño tenía una enorme nariz, o, más bien, una gran protuberancia en la nariz. Fue en ese momento, que la mujer se dio cuenta de que iba a amar a ese niño, más que a nada en la vida…

Ollie, así se llamó el bebé, nació con una hernia cerebral, por la que parte del cerebro sobresalía por su nariz. Con el tiempo, el cerebro del bebé iría creciendo, y por lo tanto, acumulándose en la nariz.

Su madre le llama amorosamente, Pinocho. Ahora, Ollie tiene 3 años, y, durante todo este tiempo, Amy ha tenido que escuchar algunos comentarios poco halagadores sobre su bebé. Afortunadamente, la mayoría de la gente trata de apoyar a Ollie y a su valiente madre.

A pesar de que el niño se ha sometido a algunas operaciones, y otras más vendrán en el futuro, nunca se verá como un niño normal. Esa es la principal preocupación de su madre, sobre todo para cuando empiece a ir a la escuela.

Vale la pena señalar que el bebé es bastante alegre. Tiene una hermana, Annabelle, quien, incluso, se siente un poco celosa de Ollie, ya que, debido a su nariz, recibe más atenciones.

Amy decidió compartir su historia con el mundo. Tal vez, su experiencia ayude a otras personas a enfrentar los diversos obstáculos que impone la vida. Ser diferente no tiene por qué ser un problema. ¡Si eres especial, y te sientes especial y feliz contigo mismo, ya tendrás la carrera de la vida prácticamente ganada!

¿Tú qué opinas? Comparte tus criterios en los comentarios, y el material con tus amigos. Ayuda a compartir el mensaje de Amy con el mundo…