Mujer salva a una bebita de la basura

A esta bebita le fue cortada la garganta, para dejarla morir… ¡Por suerte, llegó a tiempo su ángel de la guarda!

La china Liu Xiaoying, de 88 años de edad, toda su vida trabajó como recolectora de basura. Sin embargo, no fue hasta hace poco que el mundo conoció su secreto: ¡Nuestra heroína salvó y crió a 30 niños, que habían sido arrojados al borde de la carretera o a los cubos de basura!

Así es, y la primera vez fue en 1972. Una niña fue tirada a la basura, abandonada a la merced del destino. Y aunque la mujer no tenía suficiente dinero para vivir, ella y su marido no podían dejarla allí, así que se la llevaron consigo a su casa.

Por desgracia, el abandono de niños es un fenómeno bastante frecuente en China. Sin embargo, Liu no podía permitir que los niños pagaran el elevado precio de la irresponsabilidad de sus padres, así que, cada vez que se encontraba un niño en la calle, ella lo llevaba a su casa.

¡30 niños fueron salvados gracias a esta mujer y su marido! Algunos de ellos fueron criados por ellos mismos, otros encontraron familia entre los amigos y conocidos de la pareja. Pero, según nos cuenta la propia Liu, uno de los últimos casos fue francamente impactante…

La mujer encontró a una niña, pero, esta vez la bebé no se veía como de costumbre. Su cabeza era de color púrpura, y su cuerpo estaba cubierto de sangre. La mujer pensó lo peor, pero, al acercársele, se dio cuenta de que la niña aun estaba viva, aunque necesitaba ayuda urgente.

Resulta que alguien no sólo quería deshacerse de la niña, sino también quería que muriera, por lo que le cortó la garganta. Ya en el hospital, los doctores dijeron que si el corte hubiese sido más profundo, o si no hubiera recibido ayuda a tiempo, la bebita no habría sobrevivido.

Ahora, Liu está en el hospital, sufriendo de una grave insuficiencia renal. Pero, aun así, su mayor preocupación es la salud de la pequeña que salvó antes.

Desafortunadamente, sólo ahora el mundo conoció la hazaña de esta mujer. Aunque, probablemente, ella nunca aspiró a la fama, y simplemente hizo lo que tenía que hacer…

Una vida salvada es el logro muy grande, así que no tengo suficientes palabras para describir lo que hizo esta mujer. ¡Liu es un verdadero ángel, y me quito el sombrero ante ella!

Si nuestro mundo siguiera el ejemplo de personas como Liu, sin duda sería un lugar mejor. Si este material te conmovió, asegúrate de compartirlo con tus amigos y conocidos de las redes sociales.