Compartir

Foto de la niña de 12 años causó revuelo en la web. Cuando baje la cámara, lo entenderás todo tú mismo…

En nuestro país está prohibida la caza furtiva, pero se permite la caza durante ciertos meses del año. ¿Existe, o debería existir algún límite de edad para los cazadores? Intentemos resolverlo con el ejemplo de Ariana Gurdin, una niña de 12 años de Utah, EE. UU.

Junto con su padre, Ariana fue a Sudáfrica a cazar animales exóticos. Nadie se hubiera enterado de esto si la niña no hubiera publicado una foto de un safari africano en sus redes sociales. Las imágenes provocaron una tormenta de emociones entre los internautas.

Ariana Gurdin recibió alrededor de 76.000 comentarios y mensajes de la siguiente naturaleza.

«Gracias por otro recordatorio de lo tontos que son los seres humanos. ¿Puedes ponerte en la piel de este animal?».

«Estoy listo para dispararle a esta chica. Cuánta crueldad hay…».

‡агрузка...

Después de que estalló la disputa debajo de la imagen que hizo popular a la joven cazadora, la BBC filmó una historia completa sobre ella. Los periodistas intentaron averiguar cómo es posible que, siendo una niña, pudiera ver la caza como un entretenimiento, y cómo se relaciona con ella, teniendo en cuenta que tal afición afecta negativamente a la fauna del planeta.

Mark Martino, un amigo de la familia Gurdin, líder del mismísimo safari que dio lugar a la sesión de fotos, se mostró indignado por la cantidad de ataques contra sus invitados: «¿Son todas estas amenazas, incluido el asesinato de una niña de 12 años, una reacción a su amor por la caza? Si amenazas a Ariana, tendrás que lidiar conmigo primero, ¡Con su familia y sus amigos!».

Ariana dijo que todos sus antepasados ​​fueron cazadores, que la caza es la ocupación ancestral de su familia y está en su sangre. Por lo tanto, ella lo trata con absoluta normalidad e incluso lo disfruta. El padre de la niña, Eli Gurdin, también lo confirmó: «Estamos orgullosos de ser cazadores, y nunca nos disculparemos por eso».

Es cierto que nuestros antepasados ​​fueron cazadores, mataron para sobrevivir. Conseguir comida a menudo se les daba con gran dificultad y amenazaba sus vidas. Pero la realidad radica en el hecho de que la mayoría de los cazadores modernos no cazan los animales para comer y sobrevivir, sino por puro entretenimiento.

Van a cazar porque les gusta el proceso de matar a un animal. Y ahí está la diferencia.

Eli Gurdin dijo que la jirafa muerta se utilizó para alimentar a 800 huérfanos africanos. Pero esto es más bien una excepción a la regla. Él mismo admitió que trata la caza como un deporte en el que ha logrado alcanzar ciertos resultados, y no como un medio de supervivencia.

Desde nuestro punto de vista, matar por diversión no está bien, y es una abominable práctica. ¿Qué opinas tú de la caza como deporte, y de los cazadores?

Si te alarmó la lectura de este artículo, escríbenos tu opinión en los comentarios y no olvides compartir con las amistades de las redes sociales.

Загрузка...