Museo erótico secreto

El museo del arte erótico en Nápoles. ¡Durante 200 años estuvo prohibido para las mujeres!

Hace algún tiempo atrás, las excavaciones arqueológicas de las ciudades romanas de Pompeya, Stabiev y Gerkulanuma causaron un gran revuelo en el mundo científico. El grado de conservación de los edificios, objetos, e incluso personas que vivían allí, era impresionante. ¡Estas ciudades habían quedado detenidas en el tiempo, casi intactas, bajo una gruesa capa de la ceniza volcánica!

Las excavaciones en Pompeya atrajeron la atención particular de los círculos artísticos de toda Europa, interesados por la cultura antigua. Gracias a esto, se han puesto de moda los edificios adornados con columnas, imitando la arquitectura antigua. Pero eso no es todo, las excavaciones también revelaron toda una serie de hechos históricos, para los cuales la sociedad no estaba preparada.

Para sorpresa de los arqueólogos, además de los artefactos habituales, se descubrió una multitud de objetos de carácter erótico. ¡Resulta que los habitantes de la antigüedad veneraban el sexo, como una especie de culto!

En estas ciudades antiguas, la industria del sexo florecía velozmente. Allí se construyeron decenas de burdeles, cuyas paredes eran adornadas con frescos eróticos. Además, los cuadros de carácter sexual adornaban con frecuencia los interiores de los dormitorios en las casas ricas privadas.

Las estatuas de mármol también eran bastante picantes. Por ejemplo, esta estatua de Venery Kallipigi, que representa a Afrodita, está dedicada a la insólita belleza de las nalgas más seductoras.

Se han encontrado numerosos objetos de carácter íntimo, de distintos tamaños y formas. Por ejemplo, estas lámparas de aceite con la forma de un falo.

Durante las excavaciones en los templos, fueron descubiertas numerosas estatuillas, representando los órganos genitales de las divinidades. Se creía que estos objetos cumplían las peticiones de las creyentes.

Tal vez, el hallazgo más escandaloso es la escultura de Fauno, un dios romano antiguo, mitad hombre mitad cabra…

Durante mucho tiempo, los arqueólogos no supieron qué hacer con estos picantes hallazgos. Al principio, estos objetos fueron exhibidos junto a otros artefactos en los museos, pero esto turbaba extraordinariamente a los visitantes. Finalmente, el destino de los objetos eróticos antiguos fue decidido personalmente por el rey Francisco I.

En una ocasión, el rey visitó el museo arqueológico, acompañado de su esposa e hijas. Cuando vio los hallazgos de carácter sexual, se indignó de tal manera que ordenó la clausura de esa vergüenza de gabinete, que posteriormente se le llamó Secreto.

El acceso a la exposición se realizaba solamente por una invitación especial, y la entrada a las mujeres y niños estaba prohibida categóricamente. ¡Todo eso provocó que el deseo de pasar a través de las puertas del gabinete Secreto se hiciera cada vez más intenso!

En 1849, la puerta del gabinete fue condenada a los ladrillos. Y solo un tiempo después, la exposición se abrió nuevamente a los visitantes, aunque solo estaba permitida para los hombres de edad madura y predicadores de principios morales.

Tal régimen se mantuvo hasta el año 2000, cuando la entrada les fue permitida a todos los mayores de edad, independientemente del sexo.

¡He aquí la singular historia del museo del arte erótico más antiguo del mundo! Compártela con tus amigos, para que conozcan un poco acerca de la vida de los habitantes de las ciudades de la antigua Roma. ¡Un poco de conocimiento nunca está de más!