Mosaico de los vasitos de agua

Él colocó 66 000 vasitos con agua en el piso. Cuando los espectadores se acercaron, ¡el efecto fue un cúmulo de emociones!

Este impresionante mosaico de agua de lluvia es un fruto de la imaginación del artista canadiense Serge Belo. 66 000 vasos biodegradables, 16 000 litros de agua de lluvia coloreada y 62 horas de ardua labor… Es lo que ha requerido del artista y sus colaboradores la creación de esta insólita obra.

Esta obra maestra no fue concebida bajo el principio de hacer «arte por amor al arte». El esfuerzo y el objetivo de Belo en este trabajo a gran escala fue transmitir un importante mensaje a la humanidad – comunicar y crear conciencia sobre las consecuencias desastrosas que traería para el futuro la falta de agua potable.
Los esfuerzos de Serge Belo y su grupo no pasaron en vano. Pues los resultados ¡superaron todas las expectativas previstas!

Para desarrollar su mosaico, Serge Belo tuvo que cubrir un área de alrededor de 334 metros cuadrados.

Para obtener la gama de colores deseada, el agua fue teñida con tintes naturales.

Belo y sus asistentes dedicaron más de dos días, a fin de presentar al público esta obra maestra.

La pintura representa un feto que se encuentra todavía en el útero. Con esta representación se pretende hacerle ver al mundo que el agua es esencial para todos los seres vivos, incluso para aquellos que aún no han nacido.

A continuación, puedes ver de primera mano cómo fue creada esta increíble obra de arte.

Francamente, no alcanzan palabras para describir la impresión… ¿A caso, esta creación corresponde a la mano del hombre? ¡Increíble! Comparte este asombroso trabajo con tus amigos y amantes del arte.