Mujeres salvan a una manada de caballos varados

100 caballos quedan varados en una isla… Entonces, un grupo de mujeres hace ESTO…

¿Te imaginas lo que sucedería si una manada de 100 caballos quedara atrapada en una isla pequeña, con escaso espacio para moverse, y nada de comida?

Precisamente, esto fue lo que sucedió en una isla holandesa en 2006. Una enorme tormenta inundó toda el área silvestre donde habitaba una manada de caballos. Lamentablemente, 19 de ellos no sobrevivieron. El resto terminó varado en una pequeña islita, durante tres días.

A pesar de que la noticia sobre la grave situación de los caballos se extendió rápidamente, los intentos de rescate no fueron exitosos. La clave consistía guiar a la manada a través del agua, para dirigirla hacia terrenos más seguros. Pero… ¿Cómo conseguir que los caballos se lanzaran al agua? El tiempo era vital, pues se aproximaba otra tormenta.

Los tiempos difíciles siempre traen las soluciones ingeniosas. Y la solución no tardó en llegar: alguien, en medio de la desesperación, posteó una solicitud en el foro de los caballos: «Se solicitan jinetes y caballos… Solo jinetes experimentados, y con caballos ¡que no teman al agua!»

En breve, el post recibió 7 respuestas: Susan, Christina, Micky, Hinke, Antje y Fardow. Estos fueron los nombres de las 7 intrépidas mujeres jinetes que se ofrecieron para salvar a la manada de 100 caballos varados. ¡Qué pasada! te propone un increíble video que revela cómo estas asombrosas mujeres lograron hacer lo que para muchos era algo imposible.

Los caballos se encontraban muy débiles después de tres días varados en la isla.

Ninguna de las tentativas de rescate tuvo éxito. Un post en un foro, solicitando la ayuda de jinetes experimentados con caballos sin miedo al agua, fue la solución.

Norma Miedema no se iba a rendir fácilmente, por lo que comenzó el rescate de los caballos.

La respuesta de estas mujeres no se hizo esperar. Al día siguiente se presentaron para salvar los caballos, aun a riesgo de sus propias vidas.

Estas mujeres demostraron un coraje y valentía increíbles.

El último caballo, escoltado a tierra firme.

Los esfuerzos dedicados a este increíble rescate nunca se olvidarán.

¡Una vez más la humanidad demuestra que no todo está perdido! Aún hay gente de buen corazón, que se preocupa por otros y no se rinde ante adversidades. Todas las personas que intervinieron en esta increíble hazaña, merecen el respeto y reconocimiento de todos. Comparte esta historia con tus amigos para que conozcan lo que le sucedió a una manada de caballos holandeses en el lejano 2006.