Mujer cambia su imagen antes de la boda de su hija

Ella no quería ir a la boda de su hija, sintiéndose como un ratón gris. ¡Una transformación increíble!

Muchas mujeres, al llegar a una edad madura, piensan que ya su vida acabó, que son viejas, feas y sin valor alguno. ¡Pero, mis damas, no hay por qué! Basta cambiar un poco la perspectiva…

A Bev, nuestra protagonista de hoy, le pasaba lo mismo. Ella se sentía como un «ratón gris», incluso tenía vergüenza de mirarse en el espejo. Pero, un día cayó en las manos de Christopher, un famoso estilista estadounidense, mejor conocido por el público como The Makeover Guy. ¡Este hombre transforma a cada mujer, que viene a su salón, en una verdadera diosa!

A Bev se le avecinaban dos sucesos muy importantes: la celebración de sus 60 primaveras y la boda de su hija, por lo que decidió, a toda costa, cambiar su apariencia y estilo. Por suerte, cayó, como se suele decir, en las manos correctas.

Christopher, al ver a la tímida mujer, un poco desaliñada y sin pretensiones, no vio a un patito feo. ¡Todo lo contrario, enseguida le dijo que le recordaba a Meryl Streep! Su objetivo era comenzar por subirle la autoestima…

Pero, había un problema: la mujer sufría de una terrible alergia al tinte para el cabello. Sin embargo, eso no asustó a nuestro estilista, quien enseguida puso manos a la obra, para restarle 20 años a su clienta. ¡Y vaya si lo logró!

«¡Esto es exactamente lo que quería! Yo, ni siquiera le mostré una imagen, ni le dije cómo me gustaría verme. Él leyó mis pensamientos» — comparte sus impresiones, la entusiasmada clienta.

Ella atravesó todo el país, solo para que el mago Chris hiciera magia con su cabello. Si todavía piensas que este corte de pelo corto no va con las mujeres de facciones cuadradas, pues, te equivocas. ¡Basta con mirar a esta transformación!

De seguro, más de una dama, joven o madura, daría lo que fuera por caer en las manos de este estilista americano. ¡Un sueño hecho realidad, sin duda! Lo cierto es que el resultado vale la pena… ¡No solo te verás como una mujer nueva, sino que también te sentirás como una mujer nueva!

¿Qué te pareció esta transformación? ¿No se te antoja una visita a tu estilista? ¡Anímate, tal vez eso sea justo lo que necesitas! De paso, comparte el enlace con tus amigos. ¡Quién sabe, a lo mejor algun@ reserve cita con este verdadero maestro del estilo!