Momia de un monje budista de Buriatia

Los discípulos abrieron la tumba de su mentor. ¡Al ver los restos del monje, los científicos quedaron en shock!

Todo aquel que tiene una noción de las prácticas de los monjes budistas, sabe lo que significa el «estado tukdam». Los eruditos budistas afirman que este raro estado de meditación es capaz de atravesar las barreras de la muerte, por lo que, teóricamente, el monje que lo alcance podría no estar muerto, sino en un profundo estado de meditación…

Sea como sea, lo cierto es que un reciente hallazgo ha dejado a los científicos más que desconcertados. La momia de un monje, en posición de loto, y en perfecto estado de conservación, fue rescatada de las manos de un ladrón desesperado, que intentaba venderla en el mercado negro.

Si bien no se conoce con exactitud su identidad, muchos piensan que se trata de la momia del maestro del Lama Dashi-Dorzho Itigilov, quien lideró a los budistas del este de la Siberia a principios del siglo pasado. ¡Él mismo es uno de los ejemplos más notables de tal incorruptibilidad!

Los contemporáneos del Lama de Buriatia han señalado que este tenía, desde su juventud, una gran fuerza de carácter y tenacidad envidiables. Durante su vida, Itigelov hizo un montón de buenas acciones. Pero lo más sorprendente ocurrió al final de su vida terrenal.

Según la leyenda, el maestro estaba sentado en posición de loto, cuando llamó a sus discípulos, y les dio instrucciones para excavar su tumba 75 años después de su muerte. Luego entró en un estado de meditación profunda, del que su conciencia nunca más regresó. Eso sucedió en 1927.

El ataúd del monje se construyó de cedro, y con la forma de cubo, para enterrarlo en la misma posición en la que murió. Se dice que, varias veces y en secreto, por temor a la interferencia de las autoridades soviéticas, el Lama fue desenterrado y cambiado de ropa. Pero, finalmente, en el 2002, su cuerpo fue exhumado definitivamente, hallándose en un excelente estado de conservación.

Itigelov fue llevado a un templo budista, donde es y será adorado, hasta la eternidad. Su cadáver incorruptible ha mucho intrigado a los científicos: ¿Cómo es posible que, después de casi un siglo, el cuerpo de no esté descompuesto?

Los seguidores de la fe afirman que el Lama aun sigue vivo, en su profundo estado de meditación, sin embargo, los médicos aseguran de que no se aprecian signos vitales en la momia de Itigelov. No obstante, hay cosas que no pueden explicar: El tejido blando aun se conserva elástico, hay total movilidad en las articulaciones…

Otro aspecto que ha desconcertado a los expertos es la ausencia de todo rastro del característico olor a descomposición del cadáver. Además, no hay huellas en el cuerpo que apunten a que haya sido embalsamado, o preservado de alguna manera. Por otra parte, los investigadores señalaron que, al tocarlo, se sentía completamente vivo.

Recientemente, a la red se subió una imagen sorprendente. La cámara de vigilancia capturó una imagen poco clara, que aparenta ser del Lama Itigelov caminando sobre sus pies. Sin embargo, la verificación completa del video nunca apareció.

Ahora, los investigadores tienen cerrado el acceso al cuerpo del Lama Itigelov. Solo pueden acercársele durante las fiestas, cuando los monjes exponen su cuerpo, para que sea venerado por los peregrinos creyentes, que desean ver con sus propios ojos al ser inmortal.

Sea como sea, lo cierto es que la lógica indica que lo más probable es que el monje esté muerto. Pero, ¿y si no…?

Todavía hay muchos secretos por descubrir, y el cuerpo incorruptible del Lama Itigelov sólo es una parte del misterio.

¿Interesante artículo? Compártelo con tus amigos de las redes sociales.