Modelo de apariencia inusual

Todos pensaban que a esta niña le esperaba una vida dolorosa… ¡Basta mirar en lo que se ha convertido!

La mayoría de las chicas sueña con ser una exitosa modelo, razón por la que viven, o mejor dicho, se desviven por cumplir con los estándares de la moda. ¡Pero no Melanie Gajdos! Esta modelo, de apariencia poco común en el mundillo de la moda, nunca intentó apegarse a ninguna norma, ni tampoco lo necesitó…

Melanie, de 27 años de edad, sufre de una rara enfermedad genética, conocida como displasia ectodérmica. Sin embargo, su apariencia no le ha impedido a la joven llegar a convertirse en una modelo bastante reconocida.

Esta enfermedad no es mortal, pero claramente se refleja en la fisonomía: Falta de cabello y de dientes, labio leporino, cejas protuberantes… ¡Cualquiera pensaría que a la chica le esperaba una vida difícil! Pero no…

A pesar de que Melanie sufre una forma grave de la enfermedad, eso nunca le ha hecho perder el ánimo. Ella se negó a colocarse implantes dentales y pelucas. «La gente se siente más cómoda cuando tengo dientes, pero yo no», bromea la modelo.

La chica estudió arte en el Pratt Institute de Nueva York, y comenzó su carrera con los retratos. Pronto, su novio la convenció de intentar probarse como modelo de podio. Así fue como comenzó la ascensión de su carrera. «Él me ayudó a entender que soy única, y que en esto consiste mi potencial», — dice Melanie.

Melanie Gajdos argumenta que los retratos le ayudaron en la realización de su propia singularidad. «Creo que las fotos ayudaron a que otras personas me vean diferente. Ellos me habrían tratado de otra forma, si solo me hubieran encontrado en la calle», — dice la modelo.

Realmente, la popularidad le llegó a la chica en 2012, después de filmar el video musical de la canción «Mein Herz Brennt», de Rammstein. Melanie armoniza perfectamente con la atmósfera del clip.

Melanie no hace ningún comentario sobre las razones de su apariencia inusual. Sin embargo, está claro que se siente atractiva y deseable. ¡Su valor sólo puede envidiarse!

Melanie Gajdos dijo que la gente a menudo le pregunta cómo se siente vivir con un aspecto tan apartado de lo común: «A menudo me preguntan cómo yo puedo vivir sin dientes. Pero, la gente sin piernas corre maratones. Todo depende de la percepción. De hecho, el concepto de lo «hermoso», en el mundo moderno de hoy, es bastante singular».

Melanie fue capaz de lograr, a pesar de todos los malos pronósticos, su tan ansiado objetivo. Después de todo, contra el fuerte deseo de alcanzar el éxito no hay obstáculo que valga.

Si te gustó la historia de esta maravillosa chica, compártela con tus amigos en las redes sociales. ¡A elevar la autoestima, se ha dicho!