Fotografías de un bebé prematuro

Vivió sólo unos pocos minutos… ¡Pero su historia puede salvar muchas vidas!

El pequeño Walter nació prematuramente. Su madre solo tenía 19 semanas de embarazo cuando sufrió un aborto espontáneo. Naturalmente, el niño no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir y vivió sólo unos pocos minutos. ¡Pero vivió! Y gracias a él, muchos otros niños tienen hoy día una oportunidad de salvación.

Lexie y Joshua Fretts llevaban muchos años viviendo juntos. Tienen dos preciosas hijas, y ahora esperaban ansiosamente la llegada de su hijo. Pensaban en darle nombre de Walter. Pero los sueños no siempre se hacen realidad…

A las 19 semanas de embarazo, Lexie comenzó a sangrar un poco. La mujer sintió mucho miedo, por lo que inmediatamente fue al hospital en busca de ayuda.

Por desgracia, sus peores temores se confirmaron: Lexie tuvo un aborto espontáneo.

Para total sorpresa de los médicos, al dejar el vientre materno, el pequeño Walter aún estaba vivo. ¡Respiraba, y su corazón latía! Lamentablemente, no había esperanzas de que sobreviviera, debido a su prematuridad…

«Walter era maravilloso. Tenía pequeñas manos y pies. ¡Incluso vi como latía, en su pecho, su corazoncito!»— recuerda Lexie sobre los eventos de ese día.

La vida Walter duró sólo unos minutos después de su nacimiento. Sin embargo, toda la familia tuvo tiempo de despedirse del bebé, antes de que muriera…

A pesar de que Walter no vivió mucho tiempo, su nacimiento no fue en vano. Lexie y Joshua decidieron mostrar al mundo sus fotografías, para llamar a la reflexión a todas aquellas mujeres que no desean tener hijos y optan por el aborto, al quedar embarazadas.

«Según los estándares modernos, el aborto puede realizarse hasta la semana 20. Por alguna razón, todos creen que para este momento el desarrollo del niño todavía no se ha completado. Lo llaman simplemente el fruto… Pero ya es un completo ser humano, solo en miniatura», — Lexie reafirma su posición.

Ya han pasado dos años desde la trágica muerte del pequeño Walter. Su madre volvió a quedar embarazada, y esta vez todo fue bien. Nació una hermosa niña sana.

Lexie y Joshua aun recuerdan con cariño a su pequeño hijo y esperan que sus fotografías sean capaces de detener los abortos premeditados y así salvar muchas vidas nuevas. ¡El aborto no es un método anticonceptivo! Si estás de acuerdo, comparte este post con tus amistades.