Mezcla un poco de sal y aceite de oliva

Alternativas naturales: La sal y el aceite, para combatir el dolor de cabeza y en el cuello…

La realidad de la vida es que la mayoría de las personas compra y usa medicamentos recetados solo en el momento de tener algún problema de salud. Sin embargo, para nadie es un secreto que, a la larga, la prescripción de los medicamentos y las drogas siempre obtendrá su peaje en la salud.

El uso de las alternativas naturales es la mejor solución para la mayoría de los problemas, pues proporcionan los mismos efectos y, a veces, incluso mejores, y sin ningún tipo de efectos secundarios.

Por ejemplo: en el caso de las dolencias de cuello, se destaca la osteocondrosis, realmente dolorosa y frustrante condición. La misma puede ser tratada con este remedio casero efectivo, en lugar de usar los remedios de venta libre. Este remedio es muy sencillo y fácil de hacer. Sólo tienes que seguir las sencillas instrucciones.

NECESITARÁS:

  • 10 cucharadas de sal de alta calidad,
  • 20 cucharadas de aceite de oliva o de girasol, sin refinar.

PREPARACIÓN:
Mezcla todos los ingredientes en un recipiente de vidrio. Sella bien el frasco y déjalo reposar. Al término de 2 días, su remedio está listo para usar.

MODO DE USO:
Aplica este remedio, frotando suavemente la zona afectada, en la mañana inmediatamente después de despertarte.

Nota: la primera vez puedes comenzar con 2-3 minutos de masaje, luego poco a poco, aumentando el tiempo. Los expertos médicos afirman que 20 minutos de masaje son más que. Al final, limpia la zona afectada con una toalla húmeda. Si notas una ligera irritación en la piel, la aplicación del talco de bebé te ayudará a aliviar la sensación desagradable.

Usted se sorprenderá, al ver los resultados. Dentro de 10 días, el efecto beneficioso estimulará la circulación sanguínea y la regeneración muscular en el cartílago y los tejidos óseos. Grandes cambios se observarán ya en 8 a 10 días. Este tratamiento sencillo aliviará tus dolores de cabeza, favoreciendo un adecuado flujo de sangre.

A la vez, tu cuerpo quedará libre de toxinas, produciendo un efecto favorable sobre el nivel de metabolismo. Cabe señalar que uno puede sentirse un poco mareado después de los masajes, pero este remedio vale la pena. La mejor parte es que, luego de su aplicación, no se observan los efectos secundarios. ¡Prueba y sorpréndete por los resultados!

Si encontraste útil este artículo, no olvides compartirlo con tus amigos y familiares.