Médicos confunden el género de un bebé recién nacido

«¡Los médicos deben ser castigados por su error!» Palabras de una madre recién salida de la maternidad…

Oksana Kolesnikova, de Voronezh, Rusia, es madre de varios niños, y recientemente, dio a luz a su quinto hijo. Sin embargo, este parto, sin duda, será recordado por toda la vida, tanto por la mujer como por el personal de la maternidad, que ayudó a traer al bebé al mundo…

Como algunas futuras madres, Oksana no asistió a las consultas médicas durante el embarazo, ya que lo consideraba innecesario, y solo fue al hospital cuando ya no podía más. Cuando nació el bebé, fue presentado a su madre, quien, en ese momento, solo vio la cabeza ensangrentada de su pequeño.

La mujer recuerda que los médicos le dijeron: «¡Tienes una niña!». Al poco tiempo, le colocaron una etiqueta, en la que se escribió que tenía una niña que pesaba 3,1 kg y una talla de 50 cm. Cuando preguntó acerca del estado del bebé, dijeron: «¡Está bien!».

Resulta que, durante los siguientes tres días antes del alta, la mujer nunca vio a su hija desnuda. Solo cuando llegó a su casa, y decidió cambiarla de ropa, descubrió que su bebé no era Masha, sino a Misha.

Por supuesto, de inmediato la mujer escribió una declaración a la oficina del fiscal. El hospital pagó, por su cuenta, una prueba de ADN, que demostró que, en realidad, el bebé es hijo de Oksana. Pero ella no aceptó la disculpa de los médicos. La madre cree que tal negligencia debería ser seriamente castigada.

De hecho, este caso no cabe en la cabeza. ¿Cómo es posible que el personal que asiste a un nacimiento, no reconozca el sexo del niño que ayudó a nacer? ¿Acaso no lo examinaron? Definitivamente, en este caso particular, los médicos no hicieron bien sus deberes…

¿Qué opinas de esta historia? Asegúrate de compartir tu opinión en los comentarios, y el post con tus amigos de las redes sociales…