Masacre masiva en Las Vegas

«El tiro tras tiro — las balas silbaban por todas partes…» Toda la verdad sobre los horribles acontecimientos en Las Vegas.

En la noche del 1 de octubre en Las Vegas, un hombre abrió fuego contra los visitantes de un festival del país. El tirador estaba en el piso 32 del casino-hotel Mandalay Bay, a sólo unos cientos de metros de la multitud. Estaba armado, según los testigos oculares, con un arma automática.

El asesino se puso a disparar contra la multitud desarmada, y lo hizo durante varios minutos, matando a unas 58 personas e hiriendo a más de 500 personas. Las acciones del criminal han sido descritas como la masacre más grande en la historia reciente de los Estados Unidos.

El criminal fue fusilado por un escuadrón de fuerzas especiales, que irrumpió en la habitación desde la que se realizó el tiroteo. Si se resistió, no se especifica. Pero en su habitación la policía encontró todo un arsenal…

El tirador era un residente de 64 años de Las Vegas, Stephen Paddock. Absolutamente ordinario, un hombre blanco, sin antecedentes penales. Qué lo estaba motivando para cometer este terrible hecho, nadie sabe.

El festival contó con la asistencia de unas 30 000 personas, así que cuando sonaron los primeros disparos, surgió un terrible pánico. Se informó al principio que estaban disparando desde diferentes lugares, pero esta información no fue confirmada.

«Volvimos al hotel después del almuerzo y vimos la gente en pánico correr hacia nosotros. Uno de ellos estaba cubierto de sangre — quedó claro que algo extraordinario estaba sucediendo. Al escuchar el tiroteo, agarré a mi amigo por la mano, y desaparecimos en el callejón», — dice la mujer que fue testigo del incidente.

Algunos testigos cuentan que, aproximadamente 45 minutos antes de la masacre, fue vista una mujer latina de 50 años de edad, que gritó entre la multitud: «¡Ellos están alrededor! ¡Todos ustedes morirán hoy!» Los guardías la hicieron abandonar el lugar.

Sobre las causas de lo sucedido, aún no hay nada claro. Pero la policía ya rechaza firmemente la conexión del asesino con los terroristas. En su opinión, Paddock es un tirador solitario.

Poco tiempo después, en la ciudad, las carreteras quedaron bloqueadas en el área cercana al incidente, el Aeropuerto Internacional Mc Carran ha suspendido su trabajo temporalmente. Donald Trump, al igual que muchos otros líderes y gobernantes, expresó sus condolencias a las víctimas del ataque.