Marca de nacimiento muy grande

Para eliminar una enorme marca de nacimiento, este niño tuvo que pasar 4 meses usando «cuernos del diablo»…

Según las estadísticas, aproximadamente el 80% de las personas nacen con una variedad de marcas de nacimiento. La mayoría de ellas no constituyen ningún motivo de preocupación. Por otra parte, algunas, incluso, le agregan la fama a sus portadores. Por ejemplo, este niño se hizo conocido en todo el mundo, porque nació con una marca de nacimiento en forma de corazón.

Sin embargo, este pequeñito, George Ashman, nació con una gran marca de nacimiento de un intenso color rojo — en la misma frente. La madre del chico, Karen, sabía que no le iba a ser fácil, mientras segía marcado por este signo. Para evitar que sufriera burlas e intimidación, ella tomó la decisión de librarlo de la marca.

Los médicos analizaron el caso y explicaron que, antes de la cirugía, la piel cerca del lunar tenía que estar estirada. Con este fin, en la frente del niño, bajo la piel, fueron insertados dos extensores de tejido, que la inflaron poco a poco, hasta parecer dos perfectos «cuernos de diablo». La madre del chico dice que cuando lo vió por primera vez con estos implantes, se sorprendió por su aspecto: «¡Era como un pequeño diablillo!»

4 meses después, el niño finalmente se sometió a la cirugía.

Y al pasar el tiempo, en su rostro no quedó ni rastro de la antigua marca. «Mi pequeño diablillo se había ido. Estoy orgullosa de la valentía de mi bebé», — dice Karen.

¡La labor de los profesionales ha sido verdaderamente admirable! Ahora los que no conocen al chico, probablemente nunca sospechen que George un día tenía un gran lunar en la frente…

Por su puesto, el niño tuvo que pasar por los momentos difíciles, pero definitivamente valió la pena. Ahora nadie le va a señalar con el dedo…

Y tú, ¿qué piensas al respecto? ¿Debió la mamá del chico tomar esta decisión tan temprano, asumiendo todos los riesgos? Déjanos tu opinión en los comentarios debajo de este artículo, y no olvides compartirlo con tus amigos y allegados.