Las ventajas de vivir solo

¡35 cálidas ilustraciones sobre lo grandioso que puede ser vivir sola!

Por una parte, la vida de una chica solitaria puede parecer aburrida y poco atractiva: nadie te espera en casa después del trabajo; las noches se vuelven tristes, ni siquiera hay alguien con quien intercambies una palabra; cualquier rotura o desajuste en la casa recae en tus hombros frágiles…

Sin embargo, a veces, al esforzarse demasiado en mantener relación con su media naranja, las chicas suelen olvidarse de si mismas, e incluso les entra pánico de quedarse a solas consigo mismo.

¿Pero, quién dijo que vivir solo es sinónimo de soledad? Aquí te mostramos estas 35 cosas maravillosas que puedes hacer, cuando vives sola…

Juega con tu mascota

Disfrutar de la paz y la tranquilidad

Escaparse de la realidad en el mundo de los libros

Hacer tu cosa favorita donde quieras

Comer todo lo que te convenga

Disfrutar de una taza de té en un tiempo lluvioso, mirando por la ventana

Danzar como si nadie te ve, y es que realmente nadie te ve

Pasar el día entero sin hacer nada

Dormir en un abrazo tierno con su mascota

Permitirse ser torpe

Relajarse en el baño por el tiempo que quiera

Alegrarse con las nimiedades

Organizar las fiestas para una misma y poner la música en el volumen más alto

Meditar sin intrusión de alguien en tu espacio personal

Tomar un refrigerio sin remordimiento

Caminar a solas con uno mismo

Comer todas las galletas en la casa

Trabajar en cualquier posición cómoda

Deleitarse con el bello despertar del día

Disfrutar los momentos de la soledad

Soñar durante la lluvia

Hacer estiramientos matutinos temprano en la mañana

Despertarse a la hora que quieras

Limpiar de cualquier manera y cuando te entren los deseos

Crear reglas personales de etiqueta

Despertarse al toque de la nariz húmeda de tu mascota, rascándose la pata

Organizar desfiles de moda, pasando la revista a todo tu vestuario

Disolverse en tus problemas, disolviéndolas…

Marcar tu territorio

Pensar en la vida durante los paseos matutinos

Armar una algarabía, mientras cocinas

Hacer deporte regularmente

Darle rienda suelta a su artista interior

Lavar la ropa cuando te entren deseos… O cuando ya no queda ropa limpia.

Dejar el cabello por todo el apartamento

A decir verdad, la vida de soltera tiene un mar de ventajas: no tienes que rendirle cuentas a nadie y, de hecho, tú misma eres una patrona. También es una experiencia valiosa de una vida independiente, que te enseña confiar en sí misma en cualquier circunstancia. Al final, llegamos a este mundo y nos marchamos solos. Antes de dejar entrar a alguien en tu vida, necesitas aprender a disfrutar estando a solas contigo mismo.

De seguro, tienes una opinión personal sobre este asunto. Compártela con nosotros en los comentarios.