Las ranuras en las tazas ikea

La razón de las extrañas muescas en las tazas IKEA.

Seguramente todo el mundo ha oído hablar de la compañía IKEA, fabricante de muebles y artículos para el hogar, famosa no solo por la calidad, sino también por la relativa baratura de sus productos.

Cuando miras el surtido de IKEA, parece que la empresa vende todo: muebles, alfombras, lámparas, ropa de cama, artículos para niños, accesorios de cocina. Incluso si no tienes artículos de IKEA en casa, seguramente los verás a menudo en diferentes instituciones o en casa de tus amigos.

La marca holandesa con raíces suecas, produce en grandes cantidades, una variedad de tazas. Estos utensilios a menudo son sorprendentes en su forma. El caso es que las tazas IKEA tienen surcos en la parte inferior, creando la apariencia de platos desconchados.

¿De verdad crees que una de las cadenas minoristas más grandes del mundo arruinará su reputación vendiendo productos defectuosos?

Sabiendo que IKEA está profundamente involucrado en el diseño de sus productos, guiado por el consumismo masivo, dejarás de dudar de la viabilidad de las ranuras en el fondo de sus tazas.

Resulta que esta es una peculiaridad de la compañía: hacer un plato «roto». Después de todo, estos surcos son realmente necesarios, cumplen una función importante.

Imagina que dejas la taza en el lavavajillas. Si la taza no tiene surcos en la parte inferior, el agua se estancará. Si tienes la fortuna de tener alguna de esas tazas, verás que el agua drenará fácilmente desde la parte inferior.

¡Todo lo ingenioso es simple! Pero es sorprendente que los compradores de tales tazas no conocen de los «chips» adicionales y de las posibilidades de los productos que compran. Después de todo, a la pregunta «¿Para qué son los surcos en la parte inferior de las tazas de IKEA?» la mayoría de los usuarios de Internet se quedaron confusos.

Las respuestas fueron muy creativas y variadas, pero nadie acertó. Quizás IKEA haga tazas «astilladas» en vano, si nadie sabe la función de estos surcos ¿Qué crees tú? Comparte tu opinión en los comentarios.