La vida de los padres con hijos pequeños

Quien no tiene hijos, ¡no lo entenderá! 20 ocurrentes ejemplos del ingenio de los padres.

Quien, aunque sea una vez en la vida, ha tenido suerte de cuidar a un niño pequeño, sabe lo que son noches sin dormir, juguetes esparcidos por todo el apartamento, ropas desgarradas, piso sucio, paredes, alfombras e incluso el techo manchados. Justo en esos momentos comprendes que el sueño es lo mejor que te puede ocurrir en tu vida. ¡Y ni siquiera el sexo te traerá tanto placer!

Al tener un hijo, entiendes que en tu casa para siempre se quedaron no solo la chispeante y genuina alegría, también la constante sensación y presencia del peligro a cada paso. Sin embargo, todos los padres somos iguales, como dos gotas de agua, en una sola cosa: primero soñamos que el tiempo pase y nuestros hijos crezcan rápidamente, y después recordamos aquellos tiempos locos ¡como los mejores momentos de nuestras vidas!

Hoy equipo ¡Qué pasada! decidió recordarnos a todos cómo cambia la vida con la llegada de tan esperadas pequeñas criaturas, que llenan de felicidad y el sentido nuestro existir.

Sueño — con su peso en oro.

Duermes en cualquier momento, lugar y circunstancia…

Donde cayeron, allí se durmieron.

Daría todo por una suscripción anual de dormidera.

Sueño es un héroe-amante invisible: ¡lo aman y lo quieren todos!

Incluso el papá se rindió, y el bebé todavía sigue despierto.

¡Lugar y posición no importan!

Es la única forma posible de llegar a un ordenador.

Combinando lo útil con lo placentero.

Un nuevo método de poner pañales a un hijo.

¿Quieres jugar? ¡Aprende a moverte!

El ingenio al más alto nivel.

¿Qué no harías por tres minutos de silencio?

Perrito, yo, al igual que tú, estaba encadenado…

Bueno, ¿vamos a jugar, hermano?

La ciudad se va a dormir, se despierta la mafia…

Mascotas descargando la atmósfera.

Aún estoy con lágrimas rodando por mis mejillas — tan vital es esta colección… ¡Verdad hasta la última toma! Comparte sin falta esta excelente compilación con tus amigos y familia, especialmente con aquellos que conocen muy bien lo que es la crianza de los pequeños.