La niña recibe quemaduras por henna

La madre llevó a su hija de 7 años a Egipto… El viaje resultó una tortura para la pequeña…

Mientras el matrimonio Gulliver planeaba sus vacaciones de verano, no esperaban que la historia que le iba a suceder a su hija, se fuera a esparcir por la Red de redes. ¿Pero, qué le sucedió a la pequeña Madison en un respetable hotel de cuatro estrellas? Las vacaciones en Egipto resultaron realmente inesperadas para la chica de 7 años de edad.

El desastre estaba a la espera de la pequeña, donde menos imaginaban. Como recompensa por el buen comportamiento, Martin y Sylvia, los padres de Madison, permitieron a sus hijos hacerse tatuajes temporales.

El especialista que los hacía, trabajaba en el hotel, y los jefes del local confiaban en él. Eso es lo que la chica llamaba como el «inocente» arte.

Sebastián, su hermanito de 9 años, inmediatamente comenzó a quejarse de picazón, y rápidamente se quitó el tatuaje de sus manos. Madison, sin embargo, al principio no sentia nada extraño. Los molestos síntomas aparecieron al cabo de un par de días, cuando la familia ya había regresado a casa.

Una sensación de ardor y el dolor insoportable la hicieron llorar. Pero cuando se lavó el tatuaje, ya era tarde – numerosas ampollas se habían formado debajo de la piel, ocupando la mitad del brazo. Después de haber hecho análisis del líquido contenido en las ampollas, los médicos diagnosticaron una quemadura química.

La reacción muy fuerte del cuerpo fue causada por una combinación de varios factores. Los tatuajes fuera de los salones especializados, a menudo, son realizados con la henna negra, a la cual le añaden una variedad de «químicos». El organismo de la niña respondió a esta invasión con una reacción alérgica retardada y muy fuerte.
Los dueños del hotel, al enterarse de lo ocurrido, se deshicieron rápidamente del especialista inescrupuloso. Tiempo después, contactaron a la familia Gulliver, pidiendo disculpas por lo sucedido.

Los padres reconocen que parte del incidente fue su culpa. Muchos saben que la henna sin aditivos presenta color marrón rojizo. Si el material para el tatuaje es demasiado oscuro, es mejor tener cuidado. Ahora los esposos Gulliver advierten a todos los padres, incitándolos a ser cautelosos.

Ahora la pobre Madison tiene que pasar seis meses con un vendaje especial, pero incluso después de eso, las cicatrices de esta experiencia dolorosa pueden permanecer con ella para siempre. Esperamos sinceramente que el tratamiento le ayude a eliminar o minimizar las consecuencias físicas y psicológicas posibles!

¿Qué piensas de esta historia? Es mejor ser cauteloso, ¿verdad? Comparte tu punto de vista en los comentarios.