La nieta pidio a su abuela ser dama de honor en su boda

La nieta quería que su amada abuela fuera la dama de honor en su boda. ¡La anciana lo disfrutó al máximo!

Cuando Christine Quinn le preguntó a su abuela de 89 años de edad Nana Betty, si quería ser la dama de honor en su boda, la anciana se sorprendió y no aceptó de inmediato la inusual invitación. Por cierto, la decisión adoptada por la nieta fue fácil de entender, pues ¿cómo planificar tu boda sin tu mejor amiga? Nana dudó durante un tiempo, ya que el lugar de damas de honor siempre estaba reservado solo para las jóvenes amigas de la novia. Pero Christine insistió en que ella no imaginaba su boda sin su amada abuela. No puedes ni imaginar, ¡cuánta diversión aportó la feliz anciana a la tan esperada celebración!

«Ella me hizo las mismas preguntas unas 10 veces: “¿Estas segura?” y “¿Por qué quieres verme a mí, una anciana, entre tantas jóvenes damas de honor?”» — contó la nieta.

«Sus bromas y divertidos comentarios eran el centro de la diversión de la boda. Además, ella se unió a todos en un viaje en autobús, arreglado para la boda, y bailó toda la noche, en vez de ir a casa a descansar, como había planificado inicialmente».

«Ella tiene un excelente sentido del humor y una visión encantadora de la vida que te convida a ser cada vez mejor. Todo el mundo ama a mi abuela».

Como dice Nana Betty a su nieta Christine: «Cada uno es tan viejo como se siente, y yo sigo siendo joven de corazón».

Y es la pura verdad, si te sientes joven y lleno de alegría, las cifras en tu pasaporte son una mera formalidad. Actitud de la nieta merece total admiración: abuela recordó su juventud y, de paso, animó a todos los jóvenes con su claro ejemplo de entusiasmo por la vida.

¡Comparte con tus amigos esta excelente porción de positivo y de buenos sentimientos!