La joven lucha contra el cáncer

Cuando se despertó después de la cirugía, los médicos le dieron las malas noticias…

Cheyanne Shaw sabe mejor que nadie, cuán impredecible puede ser el destino. La chica esperaba construir una exitosa carrera en el sector inmobiliario, a la vez practicaba deporte y trabajaba como instructora de fitness, pronto iba a casarse… Pero un día todo esto quedó pendiendo de un hilo…

A los 23 años de edad, Cheyanne fue diagnosticada con una enfermedad terrible – el cáncer de ovarios. El inicio del tratamiento ha puesto el fin a las actividades deportivas: su cuerpo se volvió delgado y frágil. Por último, llegó el momento de la intervención quirúrgica.

La cirugía fue un éxito. Parecía que todos los problemas quedaron atrás, pero había algo más — Cheyanne tuvo que escuchar la peor noticia para cualquier chica: ella nunca podría tener hijos.

Pero ella hizo frente y a esta situación. Su novio no la ha abandonado, y pronto la feliz pareja se casó. Ahora los recién casados planean a construir una empresa en conjunto y tienen la esperanza de algún día convertirse en padres de algún niño del orfanato.

A todas las personas que están luchando contra el cáncer, Cheyanne aconseja nunca darse por vencidos y disfrutar cada momento de sus vidas.

En mi opinión, no existen palabras para expresarlo mejor. Si este material te ha llegado al corazón, asegúrate de compartirlo con tus amigos y conocidos.