La cura para las hernias discales

¿Cómo curar una hernia intervertebral sin bisturí? ¡La operación ya no será necesaria!

La columna vertebral incluye 26 huesos (vértebras), que están conectados por los discos intervertebrales. Estos discos le brindan protección a las vértebras, a la vez que le proporcionan flexibilidad a la columna vertebral.

El dolor en la región lumbar mayormente es causado por alguna patología de los discos, como por ejemplo, una hernia. Si te han detectado una hernia discal, no te apures acudir de inmediato a una intervención quirúrgica. ¡Qué pasada! te propone conocer una solución menos riesgosa e invasiva: la ozonoterapia.

Síntomas de una Hernia Discal

1. Hernia discal en la región lumbar
Esta patología refleja un dolor en la espalda baja, el cuál llega hasta los pies, provocando un entumecimiento en las extremidades.

2. Hernia discal en la región cervical
Los síntomas de esta enfermedad se reflejan mediante dolores en el cuello, la cabeza, los hombros.

3. Hernia discal en la región de tórax
Se acompaña de fuerte dolor en la zona del pecho, que no logra calmarse con ninguna droga o calmante.

Tratamiento de la Hernia Discal

Muchos pacientes no son conscientes de que este trastorno de la médula puede ser resuelto con un tratamiento no quirúrgico. La ozonoterapia es una solución perfecta, segura y no invasiva.

Esta técnica especial consiste en una serie de inyecciones de ozono en el área del disco dañado y músculos para-vertebrales.

El ozono es capaz de reducir la hernia y ayudar al cuerpo a desarrollar antioxidantes que neutralicen las toxinas. Además, el ozono tiene propiedades analgésicas que alivian los espasmos musculares.

Lamentablemente, este procedimiento no es adecuado para todo el mundo. Está contraindicado en pacientes con discapacidad en las funciones motoras y/o con artrosis.

También está contraindicado en casos como: embarazo, hemofilia, intolerancia al ozono, trastornos hemorrágicos, fiebre o en niños menores de 6 años. Si no estás incluido en alguno de estos grupos, puedes ir con seguridad al médico para tratar con ozonoterapia tu hernia discal.

Comparte este importante post con tus amigos. No hay necesidad de someterse al bisturí, cuando existe otra opción menos invasiva: ¡La ozonoterapia!