Compartir

«Las compañeras de clase se rieron: flaca y con tacones». Cómo Irina Shayk conquistó el mundo de la moda.

De una modesta niña de los Urales, Irina Shayk se ha convertido en un ícono de la moda en la pasarela mundial. Pero no siempre fue así. Una infancia y adolescencia difíciles lograron endurecer el carácter de la celebridad. Y ahora está educando a su hija con valores similares. Cómo fue el destino de la icónica belleza, te lo contamos en los próximos minutos.

Irina Shayk

Irina Valérievna Shaijlislámova nació el 6 de enero de 1986 en la ciudad de Yemanzhelinsk, del óblast de Cheliábinsk. Su padre trabajaba como minero y su madre como profesora de música. La infancia de la futura modelo no fue la más feliz de todas. «Cuando tenía seis años, nos robaron. Abrí la puerta y me encontré con tres hombres enmascarados. Uno de ellos amenazó con un arma de fuego. Resultó que los había enviado el mejor amigo de mi padre. Tal vez esa sea la razón por la que no tengo muchos amigos. Me resulta difícil confiar en la gente».

Cuando tenía 14 años su padre murió, las condiciones de trabajo en las minas le pasaron factura. Su madre tuvo que aceptar un segundo trabajo para mantener a sus dos hijas (Irina tiene una hermana mayor, Tatiana). La escuela tampoco fue un camino de rosas. «Desde los 10 años llevaba faldas cortas y tacones altos. Mis compañeras se reían: flaca y con tacones». Pero no le importaba mucho la opinión de los demás.

«Supermodelo 2004»

‡агрузка...

Al terminar la escuela, Irina Shayk se trasladó al centro regional y se matriculó en una escuela de economía. En ese momento, una agente de la agencia de modelos «Svetlana» se fijó en la chica y le propuso participar en el concurso local «Supermodelo 2004». Irina ganó y atrajo la atención de Giya Dzhikidze, que le abrió el mundo del modelaje.

Fue entonces cuando Irina acortó su apellido Shaijlislámova a Shayk e irrumpió en el mundo de las pasarelas y las cámaras. «París fue la primera ciudad del extranjero a la que llegué. Y empecé a los 20 años, que es bastante tarde para una modelo. Vivía en un piso de alquiler con otras chicas, algunas de las cuales se reían abiertamente de mí. No hablaba francés. Me pagaron muy poco. El dinero casi nunca llegaba».

Primer éxito y popularidad

En 2007, Irina tuvo la suerte de protagonizar el número de trajes de baño de Sports Illustrated. También se le ofreció un contrato con la marca de lencería Intimissimi. En 2011, Irina Shayk se convirtió en la primera modelo rusa en aparecer en la portada de la revista Sports Illustrated Swimsuit Issue. La popularidad de la chica se disparó. Nuevos contratos lucrativos, amigos en forma de fotógrafos famosos, editores de revistas y diseñadores de moda comenzaron a aparecer.

En 2010, Irina conoció al futbolista portugués Cristiano Ronaldo en un rodaje juntos para Emporio Armani. Cinco años después, los jóvenes se separaron, pero se negaron a dar una razón.

Desde abril de 2015 hasta junio de 2019, Irina mantuvo una relación con el famoso actor de Hollywood, Bradley Cooper. El 21 de marzo de 2017, tuvieron una niña, Leah. Sin embargo, a pesar de su divorcio, tanto la modelo como el actor siguen siendo amigos. Es más, a menudo se les puede ver compartiendo compañía mientras salen con su hija.

Como dice la propia Irina, Leah no es malcriada, porque la modelo intenta inculcar a su hija el concepto correcto del dinero. «Quiero que mi hija sepa que mamá tiene un trabajo en su vida porque quiero criar a una mujer fuerte. Los regalos y la comida no salen de la nada».

Загрузка...