Ilusión óptica de los detalles

Observa atentamente la siguiente imagen: ¿Cuántos puntos negros ves?

Diariamente, nuestro cerebro absorbe una increíble cantidad de información. Pero esto, por lógica, conlleva a que disminuya nuestra capacidad de concentración en los detalles. Como resultado, apenas nos damos cuenta del cantar de los pájaros, del crujir de las hojas y de todas las bellezas de la vida que nos acompañan de camino al trabajo. O sea, todas esas pequeñas cosas que le dan color a nuestra existencia…

Si te detienes un segundo a pensar, notarás que te has convertido en un verdadero autómata… ¡Ahora es el momento de tomar cartas en el asunto! Pues, algún día, cuando despiertes en tu vejez, comprenderás que realmente no has vivido…

Por eso, ¡Qué pasada! ha venido en tu ayuda y te propone una excelente idea para prevenir y vencer a esa silenciosa enemiga: la falta de atención al detalle. Para ti… ¡Una ilusión que desaparece!

Observa detenidamente la siguiente ilusión óptica. ¿Cuántos puntos negros ves?

Esta ilusión que desaparece fue creada por el científico francés Jacques Nino en el año 2000. Sin embargo, no fue hasta esta misma semana que alcanzó su más alto grado de popularidad, cuando el psicólogo japonés Akioshi Kitaoka la posteó en su cuenta en Facebook.

Según los científicos, en la imagen están representados 12 puntos negros. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de visualizar todos los puntos.

Por lo general, la gente solo ve en la imagen unos discos negros que se mueven de manera irregular. En el lugar de los «desaparecidos», por alguna razón, el ojo suele ver unos discos grises, que en realidad no existen.

Este fenómeno se explica por un proceso de inhibición lateral en la retina del ojo: cuando determinados fotoreceptores son estimulados por la luz, los adyacentes a ellos pueden afectarse también. Esto nos hace ver cosas que realmente no existen, o, incluso, ignorar lo obvio.

Bueno, ¿Pudiste observar, a simple vista, los 12 puntos?

¡A veces, la vista y la percepción hacen cosas maravillosas! Lo importante es estimular el cerebro y entrenarlo, para no perdernos la esencia de la vida. Por eso, comparte este post con tus amigos, para que comprueben que no son máquinas automatizadas… ¡Ayúdales a percibir la realidad!