Husky quiere jugar

¿Qué se puede hacer cuando tu amigo se pone triste? ¡Una clase magistral, al estilo de Husky!

Los animales a veces son ¡sorprendentemente parecidos a las personas! Especialmente bien lo logran los perros.

No es de extrañar que, siendo tan inteligentes y perspicaces, son capaces de ocupar el lugar de nuestros amigos más cercanos. Súmale a esto el hecho de que son leales y cariñosos. Y al igual que la gente, no se parecen en nada el uno al otro. Cada perro tiene su propio carácter. ¡Observa este video y podrás convencerte tú mismo!

Este Husky blanco, de 5 años de edad, solo quería pasar la noche, acostado en el sofá. Pero ¡adiós los planes! Allí estaba su amiga de 9 meses de edad que quería jugar. La perseverancia de la pequeña es absolutamente envidiable. ¡Ella definitivamente se salió con la suya!

¡En algún momento pensé que la perrita solo le estaba haciendo masaje! No en vano estos perros, increíblemente hermosos e inteligentes, se han convertido en nuestras más queridas mascotas. Comparte este divertido video con tus amigos — ¡de seguro les encantará!