Horrorosos pasteles de boda

¿No me engañan mis ojos? 20 pasteles de boda más estrafalarios de la historia…

Una boda es siempre una ocasión muy especial, un día inolvidable para los recién casados. Por lo tanto, la organización de este evento suele cubrir hasta el último detalle: la elección del vestido perfecto, la contrata de fotógrafos de primera clase, el mejor menú de los mejores restaurantes…

Y el pastel de boda, sin duda alguna, se lleva el puesto más importante en esa lista, ya que su propósito es simbolizar la dulce vida que le espera a la pareja. Sin embargo, a veces la imaginación del diseñador repostero se pone a volar alto, muy alto, y como resultado salen al mundo tales «obras maestras», que no sabemos qué hacer: si reír o llorar…

¡Qué pasada! te propone disfrutar esta selección de los 20 pasteles de boda más raros de la historia. ¡Sin duda estas bodas serán recordadas por siempre!

Este pastel «aconseja» ​​cómo deberían celebrar su boda los recién casados.

¡El artista de esta obra maestra me «voló» la cabeza!

Parece que el novio hizo este pastel con sus propias manos.

¡Fuera de aquí!

Y todo esto con la canción «Los labios ajenos te acarician» en el fondo…

Tal parece que este pastel fue pintado con gouache…

¡Oh, mi pequeña gusanita!

¡El juego ha terminado!

Lo principal es que a los novios les gusta…

Pastel de boda: versión estudiantil.

¡No irás a ningún lado, te enamoras y te casas!

Alguien interpretó la frase «amor hasta la tumba» muy literalmente…

¡Vamos querida, corta tu dulce copia!

«Yo lo hice de lo que tenía a mano…»

Un pastel de boda al estilo Picasso…

Parece que este pastel ya fue comido una vez…

Más que sugerente…

¿En qué pensaban los creadores, mientras decoraban estos pasteles de boda? Algunos los considerarán fracasos, otros — como algo divertido, pero lo importante es disfrutar de una ceremonia tan especial y recordarla por siempre… ¡Entonces una «bobería» como el pastel no echará a perder la fiesta! Comparte este divertido post con tus amigos para que conozcan los 20 pasteles de boda, sin duda, más «fracasados» de la historia.