Hombre encontró una ciudad subterranea

Este hombre empezó a remodelar su casa. ¡Lo que encontró detrás de una pared es increíble!

Bajo el poblado de Derinkuyu en Turquía yace una gran ciudad subterránea, fundada hace aproximadamente 3000 años. Aun hoy no está claro quiénes la construyeron.

Las cuevas quedaron al descubierto por pura casualidad, cuando en 1963 uno de los habitantes de la población comenzó hacerle remodelaciones a su vivienda. Al derrumbar una pared, salió a la luz una habitación con un pasadizo secreto que llevaba, nada más ni nada menos, ¡a un laberinto subterráneo!

¡Qué pasada! te propone disfrutar de una recopilación de fotografías de este misterioso y enigmático lugar.

Esta ciudad, a 20 metros de profundidad bajo la superficie terrestre, pudieron haber vivido hasta 20 mil personas.

La distribución de los espacios fue concebida de modo que fuera posible vivir «confortablemente»: sectores residenciales, espacio para el ganado, cocinas con hornos, comedores, cavas, graneros, escuelas, tiendas, templos y hasta un cementerio.

Había incluso un almacén con una prensa de vino.

Los investigadores sospechan que la ciudad se extiende aun más bajo tierra.

Los turistas solo tienen acceso a una pequeña sección en la que los laberintos están dispuestos de tal forma que nadie pueda extraviarse.

Las entradas a los túneles estaban obstruidas con piedras en forma de rueda que los protegían de posibles invasiones enemigas.

Incluso si el adversario tuviese éxito en entrar, le sería muy difícil lograr salir de nuevo, porque no conocería los pasadizos secretos ni el mapa de los laberintos.

Se sospecha que los últimos pobladores de esta ciudad subterránea fueran algunos de los primeros cristianos, pero aparentemente, no fueron ellos quienes la construyeron.

En las cuevas habitaron representantes de distintas culturas que con el tiempo las abandonaban, para dejar lugar a otros pueblos, y así sucesivamente, hasta el siglo VIII de nuestra era.

Y al final, quedaron abandonados y olvidados por más de mil años…

Imágenes dignas de admirar, que nos trasladan a los tiempos en que fue creada esa ciudad subterránea. Es imposible no quedar impresionado por el trabajo y laboriosidad de aquellas personas de tiempos remotos que, además, vivían en condiciones tan adversas.

Si también te quedaste sorprendido, ¡comparte este post con tus amigos y familiares!